Las instituciones panopticas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2187 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
-------------------------------------------------
Cuerpo, poder y prisión: un acercamiento a El apando, de José Revueltas.
De La Siega, la enciclopedia libre.
Por Gabriel Pérez Miranda
José Revueltas, mexicano, 1914-1976, es uno de los escritores más lúcidos y comprometidos (ética y estéticamente) de la literatura mexicana del siglo XX. De estirpe artística, José comparte ideas políticas, deizquierda, con sus hermanos: Silvestre Revueltas, músico sobresaliente; Fermín, pintor; y Rosaura, actriz. Los cuatro son actores destacados de la cultura en México.
Es, precisamente, su filiación política la que lo llevará por caminos difíciles de transitar en una sociedad que reprime, censura y castiga, toda expresión que vaya contraria a sus intereses materialistas-edonistas. Así, sus ideasy actividades pólíticas motivarán su encarcelamiento en diversas ocasiones: la primera en 1932, la segunda en 1934, ambas en las “Islas Marías” por su participación en huelgas de trabajadores agrícolas, nótese la juventud de Revueltas; la tercera vez el escritor fue recluido en la cárcel de Lecumberri(1) por su actuación como líder intelectual en la huelga estudiantil de 1968, huelga que culminócon la violenta represión que el gobierno del entonces presidente Díaz Ordaz ejerció contra estudiantes, maestros, trabajadores y líderes. Muchos murieron y otros, como el mismo Revueltas, fueron encarcelados para, de esta manera, cerrar un capítulo negro en la historia moderna de México.
Víctima de la derecha en el poder, la actitud crítica de Revueltas le valió, también, su expulsión delPartido Comunista Mexicano, al señalar los errores de su propio partido y, aún más, del estalinismo en boga; mientras Neruda y los Realistas-Socialistas loaban y ensalzaban el régimen de Stalin, Revueltas con asombrosa lucidez hacía énfasis en los excesos de éstos. Así, hacia 1949, con la publicación de su novela Los días terrenales, Revueltas enfrentaría la crítica y los ataques que, tanto la derechacomo la izquierda, lanzaban hacia su persona, sus ideas y su literatura.
Hablando de la crítica literaria, el escritor mexicano fue poco comprendido por críticos de renombre como Enrique Anderson Imbert, quien, a propósito de la novela El luto humano (1943), comenta: “La novela tiene promesas y torpezas juveniles, lo aprendido de Faulkner no ha sido bien aplicado y el resultado es que, porexperimentar con desplazamientos del tiempo y de la perspectiva, la novela suele fracturarse.”(2) Es preciso señalar que la tan comentada(3) influencia de Faulkner en Revueltas, en realidad no existía pues, como el mismo Revueltas lo dijo, en 1943 las traducciones al español del escritor estadounidense aún no llegaban a Latinoamérica y, como es sabido, el escritor mexicano no leía en inglés. Si haycoincidencias en cuanto a temas, ambientes y puntos de vista en las obras de ambos escritores. Octavio Paz, el Nobel mexicano, también habló del mal gusto de Revueltas al expresar sus ideas marxistas en su literatura de “prosa descuidada”.
R. Barthes ha explicado este fenómeno de la crítica del siglo XX: “ Con un movimiento, la crítica literaria rechaza, inhibe y condena toda literatura subversiva,o sospechosamente con ideología de izquierda.”(4)El crítico francés hace hincapié en la crítica maniquea de derecha, para la cual toda obra con ideología de izquierda es rechazada. Sin embargo, en su miopía, esta crítica se sustenta no en las cualidades estéticas de la obra en sí, sino en las ideas o preferencias políticas del autor. Hablamos, por cierto, de una crítica que ha pretendido imponersu visión de mundo en una estética hedonista, en un discurso homogéneo, válido si se escribe desde la óptica dominante del poder cultural: no se crítica, en realidad, la obra con carga ideológica ( por otro lado, qué obra no se inscribe dentro de una ideología ya sea de izquierda o de derecha) se rechaza simplemente el “excesivo” uso ideológico de izquierda.
En un escritor contestatario,...
tracking img