Las legiones de maria

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (917 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Deberes de Los Legionarios para con María: Cap. VI
Tomás de Kempis decía: “Con Jesús y María vivid y morid” por eso la legión de María vive para manifestarla al mundo como medio infalible deconquistar el mundo para Jesucristo. Un ejército, pone todo su empeño en unir tan estrechamente a los soldados con su caudillo, para ejecuten pronta y concertadamente todos sus planes obrando como un solohombre. Del caudillo se puede decir que es el alma y la vida de sus subordinados. La legión de María es un ejército y un ejército temible y en orden de batalla; por eso, el afirmar que María es el almay la vida del buen legionario, resulta todavía una imagen inferior a la realidad, ya que ser legionario implica una supremacía absoluta de María sobre el alma humana, es más aún, es imposible que unalma sin María se eleve a Dios y cumpla sus designios y Dios mismo lo ha querido así (corazón-circulación de sangre, sin ojos no hay comunicación, sin aire no hay vuelo posible) cuando esta verdad seaplenamente comprendida y aceptada podremos asumir con responsabilidad nuestros deberes frente a nuestra capitana.
1. Una auténtica y efectiva devoción mariana: al meditarla seriamente y alpracticar una verdadera devoción, como nos lo pide San Luis María de Monfort estaremos ejercitando una verdadera devoción: la de la esclavitud por amor que consiste en la entrega total y absoluta de nosotrosmismos para pertenecer total y absolutamente a Jesús por medio de María, para ello hemos de entregarle:
* Nuestro cuerpo con todos sus sentidos y miembros.
* Nuestra alma con todas suspotencias.
* Nuestros bienes de fortuna presentes y venideros.
* Nuestros bienes espirituales interiores: méritos, virtudes y buenas obras.
En una palabra todo cuanto podamos llegar a poseer en elorden de la naturaleza, de la gracia y de la gloria, sin reserva, libremente, por toda la eternidad y sin esperar nada a cambio, deben ser entregados a María; en cada acto de piedad hay que...
tracking img