Las legiones malditas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (491 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Las legiones malditas
Santiago Posteguillo
Ediciones B
Enero 2009, Barcelona España
855
C.I
La guerra con Cartago parece no tener fin. Sin embargo un joven general, Publio Cornelio Escipiónse plantea invadir áfrica y vencer al poderoso Aníbal en su propia tierra. Aunque su enemigo político el senador Quinto Fabio Máximo usara todo su poder para diezmar los planes de Escipiónotorgándole a este el mando de las legiones VI V denominadas malditas debido a su vergonzosa huida ante Aníbal. Publio deberá tomar a hombres despreciados por todo mundo y transformarlos en soldados queestén dispuestos a seguirlo hacia el infierno africano.
Santiago Posteguillo ha sabido relatar esta novela con exactitud histórica impecable. Pero al mismo tiempo la maestría con la cual vadesarrollando a los protagonistas, tanto Publio el brillante pero temerario (algunos lo califican como loco) general que incluso desobedece al senado con tal de alcanzar su meta Aníbal, un hombre pacientey honorario el cual solo desea ver arder a roma. incluso Cayó Leio oficial de confianza el cual prometió al padre de Cornelio cuidar de su hijo.
A pesar de ser una novela histórica. Cuenta sucesosde una prospectiva totalmente diferente y además como repercuten estos en la lenta pero palpable evolución de los personajes.
Un libro muy recomendable para todos los amantes de la lecturaincluso pueden aprender algo de historia.

Escritores de la libertad
Es sorprendente ver como se encuentra dividida nuestra sociedad y los problemas que esto ocasiona.
En la película escritores de lalibertad Erin Gruwell maestra en una escuela de los Ángeles debe hacer para mejorar la vida de los alumnos. Se que la palabra adolecente se deriva de adolecer (sufrir) Entonces es una palabra queencaja perfectamente con los alumnos de la maestra Erin, Jóvenes cuyos problemas los llevan a literalmente temer por sus vidas cada vez que salen a las calles.
No hay que menospreciar la enorme...
tracking img