Las paradojas de la videosfera resumen

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 25 (6095 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 19 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Las paradojas de la videosfera.

El arcaísmo posmoderno
La humanidad "sube" una escalera sin saber exactamente a donde la lleva, y cada descansillo evoca no el que acaba de dejar atrás sino el penúltimo. El actual fetichismo de la imagen tiene muchos mas puntos comunes con la lejana era de los ídolos que con la del arte. La impresión de ya visto, que en general evoca lo nunca visto, se debe aque cada trama de "posmodernidad" reactiva a un arcaísmo que surge ante nosotros. Como la mundialización económica hace resurgir en el norte las necesidades de enraizamiento nacional, la aculturación científica de las elites del Tercer mundo y los integrismos religiosos, la ubicuidad electrónica reencanta lo visible al suprimir distancias y demoras. Un practicante del zapping, es un brujo felizporque al postre demuestra ser eficaz: salta de un continente a otra en un instante. Al pasar de los mapamundis al departamento electrocontrolado, el planeta tierra ha sido a la vez miniaturizado y domesticado, de modo que ese planeta puede servirse a domicilio, como una aspiradora. El inmaterial video reactiva las virtudes del "coloso" arcaico. Una imagen sin autor y autorreferente se sitúaautomáticamente en posición de ídolo, y nosotros en posición de idolatras, a adorarla, en vez de venerar por ella la realidad que indica. El icono cristiano remite sobrenaturalmente al Ser del que emana. De acuerdo con la noción de progreso retrogrado y la de mundializaron balcanizarte, debemos admitir la realidad de otra paradoja: la soc electrónica como soc primitiva. La pequeña pantalla en colorsatisface, los deseos neoplatónicos de Plotino. De la misma manera que el oro de los mosaicos bizantinos vehiculaba directamente las energías divinas hacia el creyente, del mosaico de televisión, sin sombras ni valores, nos comunica lo en si luminoso del mundo. El icono ortodoxo era menos que un ídolo, era solo mediador de la divinidad, y no divinidad, al mismo tiempo era mas que un símbolo, alrepresentar a una persona única (Jesús o un santo) el icono era también único. La espiral de las imágenes nos hace pasar de nuevo por los mismos puntos. Para el orante, la visión del icono era deificante. La visión de nustas imágenes de actualidad solo muestra el mundo profano, aquel que el icono tenia prohibido representar a los vivos, condenando asi al conjunto del mundo visible a una ausenciaprimordial. No dudamos de que, para un creyente, hay profanacion y obsenidad en situar en planos paralelos una epifania y un telediario. No estan autorizados a tomar la misa televisada por una verdadera misa. Un confesor no puede impartir la absolucion por telefono. No hay telepresencia real de la carne y la sangre. Pero, transmitida por las ondas hertzianas, la bendicion papal urbi et orbi, conserva ya,al parecer, su eficacia. Por ahora, la vista del presentador cotidiano no limpia, nuestros pecados, los dos soportes humanos de la revelacion tienen en comun la frontalidad. Nadie ha visto a jesucristo de espaldas. Son por naturaleza seres de frente, anversos sin reversos, cuerpos gloriosos sin pantorrillas, nalgass o nuca, puras subjetividades no objetividades. Esos hombres-toroncos no son elVerbo sino lo Real encarnado. El Acontecimiento en su luminosa verdad. La imagen fotografica era fija y la imagen filmica era poryectada. El indicio televisivo muestra el advenimiento de la vida en caliente. La pequeña pantalla difunde, sin saberlo ni ella ni nosotros, el nuevo evangelio: el mundo sensible es su propio conocimiento, realidad y verdad no son mas que una cosa. Informacion falsa, perogratificante. Ilusion, pero ilusion que tiene la fuerza de nuestro deseo. Tu mirada ve como es el pulso del mundo, te introduce en el nucleo de las cosas. La nueva buena se anuncia sub especie aeternitatis, las noticias, sub especie temporis. Pero la nueva divinidad es la actualidad: la encarnacion llevada a su termin. La pequeña pantalla no hace vibrar la luz del septimo dia. Los siete dias de...
tracking img