Las patentes farmacéuticas argentinas en 1990.

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 19 (4590 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 2 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Tema a tratar:
Las patentes farmacéuticas Argentinas en 1990.
Teoría utilizada para analizar el caso:
Fue utilizada la teoría pluralista ya que ésta no descarta a los Estados sino que pondera a las instituciones internacionales en igual importancia que los mismos. Y en este caso en particular hay solo dos Estados como actores principales, y varias instituciones no estatales.
Cronología dehechos:
Durante la gestión de George Bush (1989-1994), el Departamento de Estado colocó un fuerte acento en las cuestiones comerciales en sus instrucciones a los embajadores acreditados en el exterior. Ejemplo de ello fue la actitud del embajador norteamericano en la Argentina, Terence Todman, de denunciar a través de una carta dirigida a los dirigentes argentinos a fines de 1990 los obstáculos alas empresas de su país, ligados a maniobras corruptas de funcionarios gubernamentales. Meses antes, en julio de 1990, la embajadora comercial norteamericana, Carla Hill, exigió la modificación de la ley de patentes vigente en la Argentina –la Ley 111- bajo la amenaza de represalias similares a las que Brasil había sufrido a fines de 1988. El gobierno de Menem respondió a las exigencias de lavisitante con la promesa verbal de modificar la legislación hacia fines de 1991.
Ante las crecientes presiones diplomáticas norteamericanas, el canciller Guido Di Tella sostuvo que el "(…) el patentamiento farmacéutico es el precio que debemos pagar para ingresar al Club de Occidente". (1)
En el caso particular de la ley de patentes, Clinton no se distinguió de su antecesor. Cabe destacar que durantesu etapa como candidato presidencial, había hecho de la cuestión comercial el eje central de su campaña de 1992. Durante la misma, Clinton prometió defender a los trabajadores haciendo frente a los países que no cumplan con las reglas del libre y justo comercio.
Durante el mandato de George Bush a fines de agosto de 1991, el canciller argentino, Guido Di Tella, reconoció la amenaza derepresalias por parte de las autoridades norteamericanas en el caso que la Argentina no adoptase una ley que protegiera las patentes de los medicamentos.
Frente a estas declaraciones del ministro, la Cámara de la Industria y Laboratorios Farmacéuticos Argentinos (CILFA), sacó una solicitada que denunciaba las presiones de Washington en los siguientes términos:
"(…) Y con una ley de patentes monopólicaserá mucho peor.
El Canciller ha confirmado públicamente lo que nosotros le hemos estado advirtiendo a usted desde hace tiempo.
Bajo presiones y amenazas, se intenta la aprobación, sin discusión ni debate, de una ley de patentes medicinales totalmente restrictiva.
Sus consecuencias serán mucho más graves que las anunciadas represalias. Aumento desproporcionado de los precios de losmedicamentos.
Quiebra de las obras sociales, que no podrán afrontarlos.
Desabastecimiento típico de los regímenes monopólicos.
¿Quién podrá garantizar la estabilidad económica en tales condiciones?
¿Quién lo protegerá a usted de todos esos graves perjuicios?
La respuesta es que se debata una ley que, reconociendo el derecho del inventor, garantice la libre competencia entre todos los laboratorios,nacionales y extranjeros.
Y respete el derecho de todos los argentinos a seguir comprando los remedios que necesitan.". (2)
A su vez, la Cámara Argentina de Especialidades Medicinales (CAEME) salió a refutar los argumentos esgrimidos por CILFA, a través de una solicitada que decía lo siguiente:
"¡Las patentes de medicamentos no son monopólicas porque su médico dispone de diversas terapias parasolucionar su problema. Los países del primer mundo y los que están ingresando o desarrollan esfuerzos por hacerlo, las tienen.
Argentina necesita:
• Estimular las inversiones
• Promover el progreso tecnológico
• Aportar nuevos medicamentos a precios competitivos
Ley de patentes farmacéuticas
El mejor remedio contra el monopolio". (3)
El ministro de Economía, Domingo Cavallo, se colocó...
tracking img