Las preguntas de la vida

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (867 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Capítulo 8: Vivir juntos

Nadie llega a convertirse en humano si está sólo: os hacemos humanos los unos a los otros. Empezamos a humanizarnos antes de la palabra, ya con la mirada de lossemejantes. No seríamos lo que somos sin los otros pero nos cuesta ser con los otros. Esto significa que es inevitable que nos resulte dolorosa la convivencia con los otros. Los humanos nos enfrentamos en lasociedad porque no somos lo suficientemente razonables. De todos modos, sería peor el infierno de ser ignorado por los otros que vivir entre ellos. Podemos afirmar vivimos incomunicados si porcomunicación entendemos que los demás nos interpreten espontáneamente de modo tan exhaustivo como nosotros mismos creemos expresarnos. Por justificadas que estén la protestas contra las formas efectivas de lasociedad actual, estamos humanamente configurado para y por nuestros semejantes. Es nuestro destino de seres simbólicos. Para conocernos a nosotros mismos necesitamos primero ser reconocidos pornuestros semejantes. Tenemos una tendencia innata a hacernos conocer.

Los grandes enfrentamientos colectivos no los suelen protagonizar individuos personalmente violentos sino grupos formados por gentedisciplinada y obediente a la que se ha convencido de que su interés común depende de que luchen contra ciertos adversarios extraños y los destruyan. No son violentos por razones antisociales sino porexceso de sociabilidad: tienen un afán de conservar su identidad a toda costa.

Hegel explica el paso de nuestra animalidad natural a nuestra humanidad histórica y cultural a través del mito .Partamos de que por el mundo vaga un ser dotado de conciencia. Tiene apetitos que busca satisfacer inmediatamente. No hay mundo como algo independiente y separado de la conciencia, por lo que tampoco hayrealmente conciencia como una voluntad autónoma para sí misma. Pero ahora supongamos que la conciencia se transforma en autoconciencia y comienza a valorar la propia independencia de sus deseos...
tracking img