Las preguntas dela vida

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1404 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 2 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
.-Capitulo 3: Yo adentro y afuera.

René Descartes, el gran pensador del siglo XVII, considerado el fundador de la filosofía moderna, ha sido el primero en plantearse la hipótesis de que todo lo que consideramos real pudiera ser simplemente un sueño y que las cosas que creemos percibir y los sucesos que parecen ocurrirnos fuesen solo incidentes de ese sueño. No contento con esa suposición,Descartes supuso una mucho más siniestra: quizá somos victimas de un genio maligno, haciéndonos ver, tocar y oler lo que no existe sin otro propósito que disfrutar de nuestras permanentes equivocaciones. Llamó “metódica” a su forma de dudar, trataba de encontrar un método para avanzar en el conocimiento fiable de la realidad. Su escepticismo quería ser el comienzo de una investigación, no el rechazode cualquier forma de investigar o conocer. Después de haber examinado todas las cosas cuidadosamente, concluyó: “yo soy, yo existo”, “pienso, luego existo”. Y cuando dice “pienso”, Descartes no solo se refiere a la capacidad de razonar, sino también a dudar, equivocarse, sonar, percibir...a cuanto mentalmente ocurre o se me ocurre. Existen pensamientos, existe el existir, ¿pero...? ¿por qué llamaDescartes “yo” al supuesto sujeto que sostiene esos pensamientos y esa existencia? Veo árboles, noto sensaciones, razono y calculo, deseo, siento miedo y felicidad... pero nunca percibo una cosa que pueda llamar “yo”

Cien años después de Descartes, David Hume, apunta en su “Tratado de la naturaleza humana”; por mi parte, cuando penetro lo más íntimamente en lo que llamo “yo mismo” siempretropiezo con una u otra percepción particular, de frío o de calor, de luz o de sombra, de dolor o de placer, no puedo captar un “yo mismo” sin encontrar una percepción subjetiva y no puedo observar nada más que la percepción. Quizá la palabra “yo” no sea el nombre de una cosa pensante, o no pensante, sino una especie de localizador verbal. Quizá filosofar consista en intentar los embrollos ocasionadospor el lenguaje que manejamos. Probablemente, Descartes estaba pensando en su alma. Desde luego el alma es una noción que va cargada de referencias religiosas, muy respetables e interesantes, aunque ni mucho menos tan indudables como exigía Descartes cuando buscaba la certeza definitiva por medio de su procedimiento dubitativo. Según Descartes el alma es una realidad separada y totalmente distintadel cuerpo, al que controla desde una cabina de mando situada en la glándula pineal. Nuestros psiquiatras y neurólogos sonríen ante este punto de vista pero tampoco sus explicaciones sobre la relación entre nuestras funciones mentales y los órganos físicos siempre claras ni del todo convincentes. Yo soy yo porque me mantengo a través del tiempo y porque me distingo de los otros. En una palabra,no sólo tengo conciencia - como cualquier otro animal - sino que también tengo autoconciencia, conciencia de mi conciencia, la capacidad de objetivar aquello de lo que soy consciente y situarlo en una serie con cuya continuidad me veo especialmente comprometido. En cualquier caso mi yo no sólo está formado por ese fuero interno, pero viene acompañada por una exteriorización del yo en mundo de lopercibido, fuera del ambito de lo que percibe “mi cuerpo”. ¿Qué es mi cuerpo? Lichtenberg, a finales del s. XVIII, dijo en unos de sus aforismos que: “mi cuerpo es la parte del mundo que mis pensamientos pueden cambiar”. Sin embargo mi convención profunda es que yo empiezo y acabo en mi cuerpo. Descartes, suponía que el alma es un espíritu y el cuerpo una especie de máquina. Si no soy mi cuerpo ¿dedonde he venido para llegar finalmente a parar dentro de él?. Aristóteles pensaba que el alma es la forma del cuerpo, entendido por “forma” no la figura externa sino el principio vital que nos hace existir. Solipsista se llama en la historia de la filosofía, al que llega a la conclusión de que en el universo no hay más yo que el yo mismo- pues de todos los demás solo conoce comportamientos y...
tracking img