Las relaciones entre la iglesia y franco al final de la dictadura

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 15 (3631 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
La distancia cada vez mayor entre la Iglesia y el régimen se he interpretado como el punto de inflexión de una ruptura definitiva en las relaciones eclesiástico-civiles. Esta interpretación está justificada en el sentido de que en 1975 una mayoría de los obispos y del clero creía que el país necesitaba una reforma política. Pero el compromiso con el cambio no sirvió para aclarar las pantanosasaguas que rodeaban la cuestión de los privilegios oficiales a la Iglesia. A pesar del aumento de la tensión entre la jerarquía, el clero y el régimen respecto de varis cuestiones, la Iglesia seguía manteniendo su papel de privilegio y continuaba en posesión de las prebendas que el dictador le había concedido a lo largo de los tres decenios.
1. EL CLERO, LOS OBISPOS Y EL CAMBIO POLÍTICO1971-1973
La actitud episcopal empezó a aproximarse a la del bajo clero. En 1967, la Conferencia Epicospal Española encargó un ambicioso estudio de opinión clerical que, con su culminación en 1970, dotó a la jerarquía de pruebas irrefutables de cuán lejos habían llegado los militantes de base en diversas cuestiones claves. De los 15.000 encuestados, el 61 por ciento expresaba su desacuerdo con lapolítica de la Iglesia en materia social y política, un porcentaje que alcanzaba el 85% entre los miembros más jóvenes del clero. Los sacerdotes estaban a favor de las propuestas en las que se pedía a la Iglesia que renunciara a “los privilegios de que disfruta hoy” y de que pusiera fin a “todas las señales visibles de una excesiva, peligrosa y confusa unión” entre la Iglesia y el Estado. Asimismo, elclero confiaba en que los obispos renunciaran a los cargos oficiales y que pusieran freno a la participación de representantes del gobierno en las ceremonias religiosas.
El estudio de 1970 conformó la primera etapa de un proceso de examen de conciencia institucional sin precedentes en la historia de la Iglesia española contemporánea. La segunda etapa constaba de la distribución de treinta mildocumentos para su debate en 1359 grupos organizados por el clero diocesano como preparación para la Asamblea Conjunta de los obispos y los sacerdotes. La Asamblea Conjunta, que se inició el 13 de septiembre de 1971 en el seminario de Madrid, abrió la puerta a un diálogo sincero sobre los problemas y retos a los que se enfrentaba la Iglesia española en un momento complicado de su historia.
En suintervención inaugural, el cardenal Tarancón hizo hincapié en que la Asamblea debía centrarse en los medios para mejorar la efectividad pastoral. Sin embargo, dada las cuestiones que preocupaban a los sacerdotes más jóvenes, apenas sorprendió que las consideraciones de corte político tuvieran sitio en los debates, pese a que en ningún momento desembocó en un una crítica abierta al régimen.
A pesarde tal afirmación de neutralidad, la Asamblea acabó con los restos ideológicos y religiosos del nacionalcatolicismo. Rechazaron la idea de que España era un islote salvado del “contagio” laicista, para reconocer que la Iglesia no tenía más opción que aceptar la complejidad cultural y social del mundo moderno o enfrentarse a un futuro incierto y, tal vez, amenazador.
Además, los delegadosopusieron un elemento clave a la ideología del Régimen, el mantenimiento deliberado de las divisiones entre los españoles a raíz de la guerra civil. Según el clero “la Iglesia española tiene un muy concreto deber de reconciliación de todos los españoles” para crear un clima de concordia civil y eliminar “el odio , la discordia y el enfrentamiento”. Estas recomendaciones constituyen una auténtica bombapara los políticos de régimen, en palabras de Tarancón, para quien la “Asamblea Conjunta había sido el primer acto público de la Iglesia española en que se había puesto en tela de juicio la conexión íntima entre la Iglesia y el régimen”. Los delegados también mostraron una postura firme con respecto al derecho del clero a denunciar las violaciones de los derechos humanos.
La Asamblea expresó...
tracking img