Las ruinas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2559 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Las ruinas
(Comedia en un acto)

Luisa Josefina Hernández

PERSONAJES: Lolita Pepe Lola Ramón

Es de noche, la escenografía quedará indicada de la manera que resulte más cómoda al director y al escenógrafo. Son unas ruinas indígenas cerca de un pueblo. Relativamente visibles hay varios letreros: ESTAS RUINAS SON PROPIEDAD DE LA NACIÓN, HORAS DE VISITA, DE ONCE DE LA MAÑANA A CINCO DE. LATARDE, ENTRADA $ 2.50... Escuchamos el ruido de un automóvil que se detiene y unas portezuelas que se abren y se

cierran. Entran Pepe y Lolita, son muy jóvenes y van bien vestidos, con ropa de viaje. Los vemos acercarse a las ruinas, con una linterna en la mano. LOLITA.—(Con un gesto de disgusto) Pepe, aquí no es el hotel. PEPE.—(Dulce, quiere darle una sorpresa) Claro que no, reina. Fíjatebien en lo que es. Le da la linterna. LOLITA.—(Después de echar una ojeada) Son unas casas viejas, aquí no vamos a poder dormir. PEPE.—(Riendo, muy comprensivo) No, mi amor. No son unas casas viejas. Pon atención. LOLITA.—(Un poco impaciente, después de mirar de nuevo) ¿No? Pues yo en este hotel no quiero quedarme. Tú me dijiste que íbamos a uno muy bonito. (El ríe, ella ilumina uno de los letreros)¡Dos cincuenta! Yo nunca he entrado en un hotel de ese precio. (Ve el otro letrero, él ríe a carcajadas) Además, parece que no es hora de entrar. ¿De qué te ríes? PEPE.—Lolita, son unas ruinas, las más recientemente descubiertas por nuestros arqueólogos. Son ya famosas. En el Times de la semana pasada... LOLITA.—(Alarmada) ¡Ruinas! ¿Y vamos a dormir aquí? PEPE.—No, Lolíta, pero las fotos que yo viestaban tomadas de noche y eran lo más hermoso del mundo, lo más apropiado para pasear a la luz de la luna. LOLITA.—(Muy decepcionada) Pero... (Busca en el cielo) ¡No hay luna, Pepe! Si apagamos la linterna no se ve nada. PEPE.—(Contrariado) Debería haberla. Yo consulté el calendario y estaba seguro... LOLITA.—Sería el del año pasado.

PEPE.—(Terco) No, era el de este año. LOLITA.—Sería del mespasado. (Pepe niega con la cabeza, segurísimo. Ella decide cambiar de táctica y le sonríe muy coqueta) Pepe, es que estoy tan cansada. Con tantas emociones, el matrimonio civil, temprano, luego el religioso, la gente, los regalos, las felicitaciones. (Se acerca a él y le acaricia el pelo, quiere besarlo) Este no es un día como todos. PEPE.—(Con la cara muy cerca de la de ella) El calendario erade este mes y de este año. LOLITA.—Pepe... volveremos mañana. Ahora estoy tan... tan cansada. PEPE.—(Sonríe y la abraza, parece que va a besarla cuando...) Mira, ya salió la luna, se ve que estaba tapada con una nube espesa. (La empuja) Mira Lolita, mira qué maravilla. (Ha salido una luna inmensa que ilumina con claridad de media tarde. Lolita está bastante enojada) Oye, la fotografía no la tomaronde este lado. Vamos para allá, ese es el lado más bonito. (La empuja) Mira, pero fíjate. ¡Apaga la linterna que ya no nos sirve para nada! (Los vemos salir, ella va viendo el suelo y tropezando, él camina de prisa, más adelante que ella y muy entusiasmado) Una pausa, entra el velador, Ramón. Viene armado con un rifle y con un atavío muy parecido al de los soldados. Un poco detrás de él vieneLola, su novia, una muchacha de pueblo bastante guapa. LOLA.—No sé qué tanta prisa tenías de regresar aquí. Luego tengo que volver sola a mi casa y me da mucho miedo. RAMON.—Usté, Lola, es muy necia. Ya sabe que me pagan por estar aquí. LOLA.—Sí, sentado y sin hacer nada. RAMON.—¿Qué no sabe que aquí viene la gente a robarse las piedras? Luego me echan la culpa a mí... hasta me pueden meter a lacárcel.

LOLA.—Mentiras. Lo que quieres es que me vean volver sola a las doce de la noche y empiecen a hablar de mí. RAMON.—¿Para qué había yo de querer que hablen de usted? LOLA.—Pues para que ya no me enamore nadie. RAMON.—(Con celos, muy evidentes) ¿Y quién quería usted que la enamorara? LOLA.—Nadie, pero así todos saben que tú y yo... RAMON.—¿Le importa mucho que lo sepan? LOLA.—No. Pero como...
tracking img