Las tablas de la ley

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1915 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 9 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LAS TABLAS DE LA LEY
El problema: El autor desde un principio plantea un problema que se desarrollará a través de todo el documento. El problema es la desaparición o la atenuación de lo sagrado, pues antes la religión era la base de todo el actuar de las personas. En el pasado se ocupaba mas el tiempo en la reflexión, más tuvo su punto de corte con la revolución industrial. “sustitución de lacatedral por el rascacielos”.
Las tradiciones que nos dicen ¿qué es lo sagrado? y ¿qué es lo profano? se ven debilitadas como consecuencia de la cultura moderna. Conjuntamente con esto se pierde el concepto del pecado y de la culpa y cada persona tiene sus propias convicciones al respecto.
Vemos entonces que las leyes varían según el momento histórico y no existe ninguna ley inmutable, puesincluso las constituciones pueden cambiarse y con ello se expresa en parte, la relatividad de las leyes morales. Entramos entonces en un dilema si hablamos solo de lo sacro y lo profano, o si vamos más allá del bien y del mal.
Observantes y libertinos: El documento se basa en la idea de Nietzsche, ¿estamos marchando más allá del bien y del mal? Según Nietzsche, las raíces del bien y del malradican en la contraposición feliz-infeliz. Nos plantea la idea de que antes solo los miserables eran los buenos, y los nobles eran para la eternidad los malvados; pero, como todos tienen deseos y el diablo es la manifestación del deseo entonces todos eran culpables.
En la edad del psicoanálisis, Sigmund Freud hace que se ocupe mas el tiempo en la búsqueda racional del placer. No se habla de Diosy demonio, pues estos son postergados, diluyendo la idea del bien y del mal como categorías éticas, hablando ahora del placer y del displacer, lo útil y lo inútil.
Sin embargo, Freud plantea mas adelante que el hombre es cruel por naturaleza y es capaz de amar y odiar al mismo tiempo, por lo que debe controlar ambos impulsos, a través de la normativización de la agresividad. Así retornamosentonces a la idea del bien y del mal.
Nietzsche nos plantea lo siguiente: Para ir más allá del bien y del mal hay que traspasar la idea de amigo y enemigo y equiparar las condiciones sociales para alcanzar una igualdad material. Vemos como entonces las tesis de Marx toman fuerza para poder transigir el bien y el mal y así alcanzar mediante la igualdad una felicidad. Muy diferente esto a las ideasdel Cristianismo, donde la felicidad esta en la otra vida y no en esta.
Los libertinos son aquellos que optan por la liberación del peso del bien y del mal. ¿En la actualidad hemos avanzado mas allá del bien y del mal? Lo anterior significaría que el periodo ético ha terminado.
¿Progreso moral? El autor cita varios ejemplos de sacrificios para explicar como todos sentimos horror cuandoalguien es sometido a estas prácticas, pues ya no creemos en su eficacia. También critica el pensamiento antiguo donde, en libros como la divina comedia se plasma el sufrimiento y el castigo para los pecadores. El avance moral puede notarse en la ley penal y en su aplicación por ejemplo, pero esto solo nos lleva a considerar nuestra moral como una entre las tantas posibles. Vemos entonces que haytransformaciones en la moral, mas no se deben tener como “perdida” del sentido moral; como un ir mas allá del bien y del mal, sino como una afirmación de imperativos éticos nuevos, nuevas prohibiciones, nuevas acciones, nuevos problemas morales.
Hablando sobre el libre arbitrio y la voluntad, vale decir que en el siglo pasado se impuso un modelo determinista, donde cada acción debía tener unacausa, un motivo conciente o inconciente. Partiendo de esto, al hablar del bien y del mal, ya no podemos excusarnos en Dios o en el diablo, pues es nuestra conciencia o inconciencia (según el caso) la que nos determina y nos responsabiliza. Esto constituye una sobre carga ética, pues el hombre moderno se siente responsable de su propia naturaleza agresiva, aunque Nietzsche dice que no debería...
tracking img