Laura

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (830 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 2 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL EMOTIVISMO UNA PRATICA MÁS FRECUENTE EN NUESTRO TIEMPO
Para iniciar debemos decir que es el emotivismo, la cual es una teoría ética que defiende la imposibilidad de comprobar que los juiciosmorales son verdaderos o falsos; de modo que, nuestras valoraciones morales proceden exclusivamente de los sentimientos de agrado o reprobación que tenemos ante la contemplación o ejecución dedeterminadas acciones que poseen una interpretación moral, en términos generales podemos decir que nos dejamos llevar por el sentimiento, cuestión que podemos evidenciar en los jóvenes de nuestra actualidad,donde el sentimiento los lleva a moverse en una ética relativa, con una pérdida grande del interés por la buenas acciones y apoyados más por lo pasional, emotivo y por el placer.
Algo está sucediendoque no alcanzó a vislumbrar, pero algo está pasando para que vivamos en un mundo en el que ya no existan claras fronteras entre el bien y el mal; en el que una y otra vez se pretende destruir, minar,aquellos principios básicos, universales, que rigen o deben regir el buen hacer, el buen obrar. Principios como la defensa de la vida o la dignidad de la persona se ven sometidos a constantesvulneraciones por quienes legislan, y por quienes habitan, en nuestra sociedad, pérdida de identidad cultural y sobre todo perdida de modelos éticos. Me da la impresión de que el filósofo David Hume, quiensistematizó el emotivismo moral en el s. XVIII, ha renacido, hoy, en nuestro país.
Dicho emotivismo, como teoría filosófica, construye los principios éticos sobre argumentaciones emocionales. Es decir,en base a realidades personales se construye un mundo emocional que justifica y valida cualquier hecho, decisión o motivo, apelando a la libertad como el principio básico para justificar cualquierdecisión. En definitiva, se trata de una teoría ética que defiende la imposibilidad de comprobar que los juicios morales son verdaderos o falsos; de modo que, nuestras valoraciones morales proceden...
tracking img