Lectura

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1749 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 3 de abril de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales
Diplomatura Superior en Educación, Lectura y Escritura

1º Trabajo de Evaluación

Alumna: Luciana Trocello

Cuando Lucía Peláez era muy niña, leyó una novela a escondidas. La leyó a pedacitos, noche tras noche, ocultándola bajo la almohada (…) Lucía no ha vuelto a leer ese libro. Ya no lo reconocería.Tanto le ha crecido adentro que ahora es otro, ahora es suyo”.

Eduardo Galeano, “La función del lector/1”, El libro de los abrazos, Bs. As. 1989
Lecturas: escenas
Antes que de la lectura, quizá sea oportuno pensar en las lecturas: múltiples, diversas, personales, íntimas, subjetivas; comunitarias, culturales, públicas, y también pensar en quetodas se constituyen en escenas (actores, tiempos, propósitos, espacios, soportes…) y que ha lo largo de la Historia se encuentran en constante mutación. Por lo tanto, reflexionar sobre las lecturas implica abordar acontecimientos humanos complejos que han sido estudiados desde diversas disciplinas y especialistas; entre los que podemos mencionar a Michele Petit y Graciela Montes.
Dichas autoras ensus textos “El elogio del encuentro” (Petit) y “Mover la historia: lectura, sentido y sociedad” (Montes) aportan una serie de observaciones respecto a cómo los sujetos nos constituimos en lectores y podemos comparar los textos mencionados desde los concepto de escenas de lectura y mediación.

Escenas: praxis, experiencias
Ambas especialistas para reflexionar sobre la lectura hacen hincapié enel orden de lo acontecido. Mientras que Montes incita a los mediadores de lectura a “revisar con ojo crítico la praxis diaria”; Petit explicita lo relevante que resulta hablar de la lectura analizando experiencias, relatos de lectores que funcionan de objeto de investigación para la autora. Desde aquí podemos entablar algunos lazos de significación entre los posicionamientos de las autoras entanto se refieren a la lectura como práctica vivida por lectores, mediadores.
Experiencias: interioridades
Tanto Petit como Montes se detienen en el “universo interior” de los lectores, ampliado, diversificado, complejizado, resignificado en el transcurso de sus trayectos lectores.
“Caben miles, millones de pequeñas lecturas privadas, a veces efímeras, casi siempre secretas, en la vida de unapersona…” nos dice Montes y Petit expone: “La lectura es tal vez un acto más interindividual, o transindividual, que social. Marca la conquista de un tiempo y un espacio íntimos que escapan al dominio de los colectivo”.
Interioridades: complejizadas por las lecturas
Las autoras entienden a las lecturas como prácticas en las que los sujetos involucran sus interioridades, por lo tanto, amplían susuniversos simbólicos y les permite “apartarse del orden, distanciarse, rebelarse”, en términos de Montes, y modificar los destinos que implica una pertenencia social, “historias familiares, con sus dramas, sus esperanzas, sus capítulos olvidados o censurados, sus puestos asignados, sus gustos heredados, sus maneras de decir o hacer (…) Para habitar el mundo poéticamente y no estar únicamenteadaptado a un universo productivista”, en palabras de Petit.
Complejizar las lecturas, involucrarse con el deseo: ser mediador
Asumir el desafío que implica ser mediador de lecturas es una tarea compleja que supone habilitar a los lectores diversidad de textos que estimulen el “librepensamiento, distanciamiento y rebeldía” respecto a lo impuesto cultural, social y/o políticamente –si lo pensamos desdeMontes- no sólo desde la gestión de un encuentro material entre lectores y libros, “no es tanto cuestión de "dar de leer" como quien da de comer en boca, sino más bien de habilitar la lectura, habilitar la perplejidad, el deseo, el desequilibrio, la búsqueda de indicios y la construcción de sentido” como nos dice la misma especialista, ya que, podemos añadir: un mediador es “alguien que acoge...
tracking img