Lectura

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1889 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 9 de noviembre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
[pic]
el hablador

jueves, 19 de enero de 2006

¿Institucionalizar la crítica?
A modo de completo al debate propuesto en torno a la crítica literaria en prensa, Luis Aguirre ha escrito un artículo en el que reflexiona sobre la “institucionalización” de la crítica.

Cuando se habla de "institucionalizar" la crítica se habla de una especie de construcción o estructura que dialogue y esté enpermanente contacto con la sociedad que la crea. Estas "construcciones" no tienen que ser en absoluto formales, sino que van emergiendo en la misma dinámica de la cultura.
Con la literatura yo vería su mayor o menor institucionalización en la mayor o menor fortaleza del circuito comunicativo escritor-editor-libro-crítico-lector. Eso, mal que bien, existe en el Perú. Porque a la par de loslibros, tenemos un corpus de metatextos que acompaña su aparición. Por un lado están las críticas que se autodenominan tales, pero por otro lado están las notas, entrevistas, minireseñas, algunos programas de TV o radio (y ahora los blogs), que tienen cierta fuerza y poder en dibujar un mapa del libro en el Perú (o en Lima), en guiar sus lecturas, en proponer inconscientemente un canon. Lo curioso esque esta actividad tranquilamente podría no existir, pero existe. ¿Por qué? Porque como sociedad nos interesan los libros, hablar sobre ellos, discutirlos: eso significa que estamos hablando de nosotros mismos, lo necesitamos.
Así que, al menos desde este punto de vista, la literatura es una institución y la crítica, me parece, también. No funciona como debería, sin duda. Los espacios en la prensapara hablar sobre los libros como experiencias de lectura en sí mismas son muy pocos, y eso contribuye a esta sensación de dispersión y debilidad de sus discursos. Hay una crítica ambulante o informal, que aparece de vez en cuando y no se mantiene en el tiempo, que aborta. Hay críticos relámpago que ni siquiera pueden desarrollar sus propios rollos o autores que asumen la crítica como una labor decoyuntura, ya sea para alabar o destruir. Formulado de la manera más simple: la labor del crítico en prensa no es vista como una labor profesional, sostenida y rutinaria (dicho en el mejor de los sentidos).
Por supuesto, el lector de prensa no es tonto. Puede percatarse que quien escribió una amplia reseña de pronto en un momento, no lo volverá a hacer después. Se da cuenta de los amiguismos, delas enemistades, de las razones extraliterarias que se dan para recomendar o no un libro. Por supuesto, la aparición de estos ánimos extremos me parece completamente natural: alguien tiene que llenar ese espacio. Todo texto busca su metatexto.
El escenario anterior es perfecto para un resultado: la deslegitimación de la crítica. A falta de disciplina y de constancia, a nadie parece importarle oescandalizarle que no haya críticos literarios. De música o de cine es posible ver muchos (aquí no está en discusión su nivel), pero de libros están contados. Los lectores como generalidad, salvo los directamente involucrados, no los tienen como tema de discusión. Y si no hay diálogo, la crítica muere de inanición, se vuelve prescindible. Los datos de la realidad son completamente absurdos: si lacantidad de libros peruanos editados sobrepasa tranquilamente la cantidad de los productos del cine peruano, de la música peruana, de las artes plásticas peruanas, ¿no debería ser justamente al revés, que los espacios para discutir los libros sean los más?
Creo que esta desidia es de responsabilidad compartida. Por un lado están los dueños y editores de los medios, que no consideranimprescindible tener un crítico literario estable en sus secciones culturales, pero también está el espacio que han cedido aquellos llamados a ser los "lectores críticos", o sea, la débil batalla cultural, por ponerle un nombre, de las personas directamente interesadas en los libros. Y aquí viene el puente que se ha roto, lo que no está funcionando: la (in)comunicación entre la academia y la prensa.
La...
tracking img