Lecturas de braunstein

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 39 (9599 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 3 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
LAS LECTURAS DE FREUD
Néstor A. Braunstein

Hay autores, muy pocos, que son maestros. A ellos jamás se los supera; no se les puede dejar atrás. Su enseñanza obliga a volver una y otra vez a lo que efectivamente dijeron y permitir que sus dichos nos transfomen y nos hagan ser otros, distintos. Su lectura es un acontecimiento; forma parte de nuestra biografía. Así nos pasa a losoccidentales cuando descubrimos los textos de la tradición oriental, digamos, ya que es aquí donde nos encontramos, los de Confucio o los de Lao Tse y también los de nuestra propia tradición, los grecolatinos de Platón o Virgilio, los judeocristianos de ambos testamentos. Entre esos maestros que dejan a la verdad hablar queremos ubicar también a los del psicoanálisis, Freud y Lacan y ese es elobjetivo de mi conferencia de hoy que empezará por Freud y terminará con Lacan… y Chuang Tzu.
Después de la muerte de un autor es imposible hablar con él; él ya no está para contestar a nuestras preguntas. Nos queda tan sólo un memorial, el de su palabra escrita, apresada entre las portadas y contraportadas de sus libros. Pero no todo es papel: nos quedan también las enseñanzas de sus discípulos,la tradición de los comentarios que se hicieron de su vida y de su escritura, las repercusiones que sus obras han tenido en el mundo que habitamos. Los autores-maestros mueren pero sus espectros nos rodean, nos pueblan y nos dan forma al modelar nuestro pensamiento; son nuestros puntos de referencia. Ningún chino, y ya desde su niñez, puede vivir como si Confucio no hubiese existido, ningúnoccidental como si Pitágoras o Jesucristo no hubiesen nacido. Ellos configuran el horizonte de la subjetividad más allá de la confianza que se les preste, más allá incluso de una existencia histórica que pudo haber sido real o pudo habérseles atribuído con posterioridad. A veces no nos queda sino la tradición, como en los casos de Homero, Buda o Jesucristo, Sócrates incluso, de quienes no nos ha llegadoni una sola línea. He mencionado a maestros que hablaban mas no dejaban rastros escritos de su enseñanza.

Vayamos algo más allá en nuestra consideración. Ellos nos hacen, sí, pero también, y en tanto que no pueden responder a nuestros cuestionamientos y a nuestros argumentos, nosotros los hacemos al leerlos, al traducirlos a nuestra lengua y a nuestro tiempo, al interpretarlos, alcomentarlos, al relacionarlos con autores y con discursos que ellos no conocieron porque provenían de tradiciones que les eran ajenas o porque estos otros autores a la luz de los cuales los leemos vivieron después que ellos. Chuang Tzu puede ser leído a través de Suzuki y de Freud a la vez que éstos últimos pueden ser leídos a la luz de Buda o Aristóteles en la copresencia de todos ellos en nuestro mundoque los hace contemporáneos, nuestros contemporáneos. Las fronteras que los separaron en el tiempo y en el espacio son abolidas en nuestro panorama del pensamiento. La diacronía y la heterogeneidad se funden en la sincronía de nuestra reflexión.

He titulado a esta conferencia "Las lecturas de Freud"; le he dado un encabezamiento que es intencionado a pesar de su inocente apariencia. Diránustedes al final si ese título era bien o mal intencionado. Muerto en 1939, Freud vive a través de sus continuadores. Somos los lectores los que lo hacemos nacer constantemente. No hay cenizas, no, de un autor y de un maestro cuando el escrito queda en su soporte de papel u, hoy en día, de bites de información digitalizada. No está muerto quien puede fecundar un pensamiento.

Me extenderésobre lo oculto en mi título que se presenta con una máscara de inocencia de la que me confieso inocente. Quiero llamar la atención sobre dos detalles gramaticales: el plural y el genitivo. Las lecturas, en plural. De Freud, en genitivo. Yo, ignorante de vuestra gramática (tras escribir esto trataré de asesorarme), recurro a la gramática de las lenguas occidentales donde el genitivo es ambiguo. En...
tracking img