Lecturas interesantes

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 54 (13427 palabras )
  • Descarga(s) : 11
  • Publicado : 16 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Tomado de :
Gilles Lipovetsky, El crepúsculo del deber, capítulo VI, La renovación ética, p. 208- 244.

LA RENOVACIÓN ETICA

Sociedad posmoralista significa sociedad que ha renunciado a inscribir en letras de oro los deberes supremos del hombre y del ciudadano, a declamar la grandeza de la renuncia a sí mismo.
Decir que las intenciones morales han decaído no significa nada: a decir verdad,en el mismo momento en que el apostolado del deber está caduco, se está asistiendo a una reacutalización general de la preocupación ética, a una reviviscencia de las problemáticas y “terapéuticas” morales. Las grandes proclamas moralistas se borran, la ética resurge, la religión de la obligación se vacía más que nunca de su esencia, el “suplemento de alma” está a la orden del día: “El siglo XXIserá ético o no será”.
La esfera tradicional de la caridad no es la única que se beneficia de esa recuperación de la vitalidad, también las ciencias biomédicas, los media, la empresa, están dominadas por el discurso y la demanda ética. En todas partes, el discurso de los valores se coloca en primera línea correlativamente al agotamiento de los grandes proyectos políticos y al recrudecimiento de lasangustias suscitadas por el desencadenamiento de las técnicas, de las imágenes y de los intereses. En último extremo, ninguna cuestión es tratada fuera del referente ético: la extrema derecha escala puestos, reactivemos los principios de los derechos del hombre; el Tercer Mundo muere de hambre, organicemos charity-shows y ayudas de urgencia; el planeta está en peligro, deifiquemos la naturaleza;la humanidad del hombre está amenazada por la tecnociencia, dotémosla de instancias guardianas de la ética; los media pervierten la democracia, revitalicemos la deontología del periodismo; el capitalismo desarrolla la corrupción, moralicemos el liderazgo y la práctica de los negocios. Cuanta menos adhesión hay al espíritu del deber, más aspiramos alas regulaciones deontologicas; cuanto más sevaloriza el ego, más se impone el respecto al entorno; cuanto más organizado está el mundo por la “voluntad de voluntad” técnica, más legítimos son los comités de expertos, los códigos éticos, las llamadas a la responsabilidad individual. La época revolucionaria ha terminado , la de la “perestroika” ética ha tomado el relevo; las solemnes exhortaciones al deber han permitido, he aquí la hora de loshimnos a la responsabilidad sin fronteras, ecológica, bioética, humanitaria, económica, mediática.
El principio de responsabilidad aparece como el alma misma de la cultura posmoralista. Si bien las llamadas a la responsabilidad no pueden separarse de la valorización de la idea de obligación moral, tienen la característica de no predicar en absoluto la inmolación de uno mismo en el altar de losideales superiores: nuestra ética de la responsabilidad es una ética “razonable”, animada no por el imperativo de abandono de los propios fines, sino por un esfuerzo de conciliación entre los valores y los intereses, entre el principio de los derechos del individuo y las presiones de la vida social, económica y científica. El objetivo no es otro que contrarrestar la expansión de la lógicaindividualista legitimando nuevas obligaciones colectivas, encontrando justos compromisos entre hoy y mañana, bienestar y salvaguarda del entorno, progreso científico y humanismo, derecho a la investigación y derechos del hombre, imperativo científico y derecho del animal, libertad de prensa y respeto del derecho de las personas, eficacia y justicia. En absoluto se trata de retorno a la cultura heroica delolvido de sí, la responsabilidad posmoralista es el deber liberado de la noción de sacrificio. La ética de la responsabilidad no le da la espalda a los valores individualistas, expresa la extenuación de la cultura del “todo está permitido” y simultáneamente la exigencia de fijar limites y umbrales, de organizar socialmente el proceso de libre posesión de uno mismo que, entregado a sí constituye...
tracking img