Leer por leer

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 43 (10528 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Leer en tiempos modernos: adolescentes y jóvenes profesionales frente a la lectura

Jesús Contreras

El presente capítulo responde a un estudio basado en la realización de 8 «grupos de discusión» integrados por 8 personas cada uno; 4 de adolescentes, entre 15 y 17 años, que estuvieran cursando el Bachillerato o la Formación Profesional, y 4 de profesionales con una edad comprendida entre los30 y los 35 años. La muestra final ha sido, pues de 32 adolescentes y 32 profesionales, y de 32 hombres y 32 mujeres. Los grupos de discusión se desarrollaron en los meses de junio y julio en las ciudades de Barcelona, León, Madrid y Sevilla, a razón de un grupo de adolescentes y un grupo de profesionales en cada una de las ciudades citadas. Quiero agradecer la colaboración en la conducción de lasreuniones de grupos a mis colegas, la profesora de la Universidad de Sevilla, Isabel González Turmo, y el profesor Óscar Fernández de la Universidad de León. En relación al estudio que realizamos para La Lectura en España. Informe 2002 [Contreras 2002], con la misma metodología, cabe destacar que el estudio que ahora presentamos presenta una plena coincidencia o continuidad para todos aquellostemas que han aparecido tanto en uno como en otro, sobre todo, en lo relativo a las actitudes y las prácticas de los adolescentes en relación a la lectura.

154

[ Leer en tiempos modernos: adolescentes y jóvenes profesionales frente a la lectura ]

En el apéndice a este capítulo publicado en la Web con la dirección pueden encontrarse otros apartados de este estudio que habrían alargado enexceso el volumen. Estos apartados son los siguientes: A. «Sería mejor prohibir leer que obligar»: Los adolescentes y las lecturas escolares. B. «En vacaciones leo menos y sociabilizo más»: por una ecología de la lectura. C. Lo que se lee. C.1. Criterios para seleccionar las lecturas. C.2. Libros que enganchan, libros que aburren. D. Internet y las tareas escolares. E. ¿Leer, escuchar, ver yescuchar?: libros, audio-libros y películas.

«Leer es leerte un libro»: Las diferentes percepciones de la lectura…
¿Qué es leer?
Siempre que hemos preguntado por «leer», la lectura se ha identificado con el libro de una forma casi exclusiva y excluyente. Las primeras respuestas espontáneas nunca han considerado otro soporte o formatos, ni una revista ni la prensa ni el cómic ni leer en la pantalladel ordenador… Incluso, al plantear que, en una jornada cualquiera, estamos «leyendo» constantemente (instrucciones, prensa, anuncios, comunicaciones diversas…) la reacción es de sorpresa. No se les había ocurrido pensar que «eso» fuera «leer» y, en cualquier caso, a partir de ese momento, establecen una diferenciación: «es leer», sí, «pero no tiene el mismo sentido que cuando lees un libro». Parajustificar esa diferencia, se apela al automatismo o a la conciencia. Ciertas «cosas» las leemos de un modo más o menos automático mientras que otras las elegimos

[ Jesús Contreras ]

155

o las buscamos «conscientemente». Sólo estas últimas merecerían la denominación de «lectura con mayúsculas», una denominación introducida por una de las personas entrevistadas ante nuestra insistenciade que «leemos» constante y cotidianamente. Además, dicen, con los libros se «aprende» mientras que, con otras lecturas, no, necesariamente.
—Yo no había pensado que leer e-mails fuera leer. No lo había pensado. Tampoco me lo parece. Es leer pero no tiene el mismo sentido que cuando lees un libro ¿No? Lo lees porque te llegan. Está ahí y lo abro… Los libros sé que voy a leer y leo conscientemente.[Profesional] —Para mí, leer es leerte un libro… aprendes leyendo un libro. [Profesional] —…lectura… es que no sabría ni clasificarla… lectura… no sé… libros. [Adolescente]

El no-automatismo que se supone debe tener la lectura «con mayúsculas» significa, también, que la lectura exige un cierto esfuerzo, cierta dificultad, al menos inicialmente pues, para «ponerse», «hacen falta los cinco...
tracking img