Legitimidad de las cortes supremas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 14 (3406 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 16 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Interpretación judicial y la Constitución: Un problema de legitimidad. Rafael Reynoso Serrano I. Introducción. En la vida de muchos Estados democráticos modernos, es común ver una división de poderes muy similares a la del nuestro; compuesto por el poder ejecutivo, legislativo y judicial. Uno ve la democracia casi siempre representada por un parlamento elegido mediante el voto emitido por lagente para expresar su voluntad, ver plasmados sus ideales y valores dentro el proceso de toma de decisiones del Estado, y responder la pregunta, “¿cómo quiero ser gobernado?”. Muchas veces la fuerza, por así decirlo, de cada uno de los poderes que integran un gobierno democrático es poco equitativa con respecto al ideal común que debe ser que “los poderes deben regularse unos a otros”. El problema dela equidad de poder entre cada uno de ellos es algo que, en la práctica, siempre ha existido. Se sabe que a través de la historia se han dado casos en que la supremacía de un poder trae consecuencias deplorables para lo que un sistema democrático debe llevar consigo. Si se piensa de una manera aún menos positiva y se cree que la equidad de los poderes que constituyen al Estado son institucionesque nunca tendrán un cierto tipo de balance, la cuestión sería, en sentido más profundo, ¿qué tanto poder tiene derecho a recibir cualquiera de ellos? Según alguna idea democrática y basándonos en el poder de intérpretes constitucionales de las cortes supremas, ¿porqué ellas deben ser las que carguen con esa facultad? En relación al dilema anterior, el objetivo de este artículo es tratar de hacerun análisis, lo más completa y brevemente posible, acerca de los argumentos a favor y en contra de la legitimidad de una institución jurisdiccional como encargada de interpretar preceptos constitucionales. II. Interpretación de las constituciones. Debemos tener en cuenta que un requisito importante de un texto constitucional es que debe permitir un grado suficiente de flexibilidad interpretativapara que sea posible aplicar su contenido moral de una manera correcta.1 Para entrar en el análisis de la interpretación constitucional, es necesario estar concientes de que la tarea de darle un determinado significado a la Constitución, usualmente, recae en un tipo de corte suprema o, en otros casos, en un tribunal constitucional. Sin embargo, aunque la idea anterior sea verdadera, una corteencargada de dicha tarea no es imprescindible en un régimen constitucional.2 Uno verdaderamente puede imaginarse un sistema legal en donde se tenga una Carta Magna sin confiarle su interpretación a una institución judicial y darle tan importante tarea a una democrática, como podría ser un parlamento. Puede escucharse algo extraño por la costumbre que existe de vivir en un Estado donde se tiene a laSuprema Corte para interpretar las disposiciones de nuestra ley fundamental.

La institución de la corte, así como los procedimientos que siguen al momento de dictar resoluciones constitucionales, no van de acuerdo con los principios básicos de una democracia; incluso los más fervientes impulsores del papel de un tribunal constitucional como intérprete de la Carta Magna, pueden llegar a tener unserio conflicto entre proteger los procedimientos democráticos y, al mismo tiempo, el poder de la corte para pasar por encima de leyes emitidas por una institución reconocida por la voluntad del pueblo a través del voto, como lo es un parlamento.3 Se sabe que lo establecido en una Constitución siempre prevalece sobre las demás leyes que se emiten por medio de un proceso legislativo ordinario (puestoque esa es la razón por la cual se tiene), y que es necesaria alguna institución que resuelva los conflictos de las leyes fundamentales. Simplemente no se sigue la idea de que ésta deba ser una corte suprema o, incluso, alguna institución en particular.4 El apoyo a un tribunal que interprete la Constitución, muchas veces está basado en el argumento que Marmor llama “el argumento del consenso”....
tracking img