Lejos del infierno

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 227 (56629 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 24 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
o

Poco a poco nuestras conversaciones se empezaron a orientar hacia un viaje que haríamos los tres, que decidimos llamar la Caravana de la Libertad. Al igual que nuestras ambiciones acerca de las motos que, montaríamos, la Caravana de la Libertad empezó a un nivel pequeño. Íbamos a hacer un recorrido por la Florida. Recorreríamos todos los caminos secundarios y Keith insistía en que nosdetuviéramos en todos los restaurantes familiares y en todos los asaderos y todos los comederos baratos que pudiéramos encontrar. Tom expresaba su deseo de mantenerlo a nivel local y de que su esposa lo pudiera acompañar; el solo hecho de estar afuera y poder montarse en una moto en el momento en que quisiera hacerlo era suficiente libertad.
Con el tiempo, mientras se desvanecía la probabilidad derecuperar la libertad, empezamos a expandir nuestras ideas sobre la Caravana de la Libertad. Olvídense de motos baratas, vamos a lo grande, tal vez nos compraremos unas Harleys usadas y haremos un recorrido por la zona sureste de Estados Unidos. A medida que crecían las privaciones, necesitábamos sueños aún más grandiosos para compensarlas; pensábamos que podríamos entrar a un concesionario deHarley-Davidson, contarle nuestra historia de cautiverio y lograr un buen negocio en la Compra de tres motos nuevas, cero kilómetros. Tomaríamos camino e iríamos de costa a costa.
Incluso cuando nos deteníamos para un descanso de cinco minutos Y nos dábamos cuenta de que se nos estaba bajando la moral, uno de nosotros decía algo como: "He oído hablar de una carretera en Tennessee. La llaman laCola del Dragón. Trescientas dieciocho curvas en dieciocho kilómetros. Vamos a recorrerla". Durante el siguiente trayecto de la marcha me trasladaba mentalmente a esa carretera, recorriendo todas y cada una de las curvas. El nivel de apoyo que nos brindaba esta fantasía y la forma en que la agrandábamos crecían en proporcionó directa al tiempo de nuestro cautiverio y a la medida en que disminuínuestras esperanzas de poder salir de allí.
Cuando nos encontrábamos en la selva y las provisiones estaban en su nivel más bajo, parecía que los de las FARC siempre podían encontrar algo para cazar y matar. Los peores cortes de carne se servían inmediatamente después del sacrificio del animal. Decían que la carne cercana al hueso se pudre primero. En muchos sentidos esto se aplicaba también anuestros estados de ánimo durante los meses de caminatas después del Campamento del Ajedrez. Tal vez se debía a que con mucha frecuencia nos encontrábamos fuera de contacto por radio o tal vez era porque en los momentos en que teníamos acceso a radios nos perdíamos de los mensajes, pero nos empezó a desesperar el hecho de que en ese momento ya habían transcurrido más de tres años desde nuestrosecuestro. Durante ese tiempo cada uno de nosotros no había recibido más de tres o cuatro mensajes de nuestras esposas y, en el caso de Keith y el mío, solamente habíamos recibido noticias una vez de Malia y de Shane respectivamente.
Esto nos preocupaba y nos inquietaba tanto a Keith como a mí. El vacío creado por la ausencia de información se llenaba con toda clase de pensamientos negativos. Si lascosas se miraban en términos realistas, entendíamos que era alta la probabilidad de que hubieran seguido adelante con sus vidas y hubieran encontrado a otra persona. No nos gustaba la idea, pero la comprendíamos. Comprendíamos también que, por mucha falta que nos estuviera haciendo la información de nuestras esposas, era probable que ellas se encontraran igual de ansiosas sin saber lo que nos habíasucedido. Justo o no, pensábamos que, con todas las responsabilidades que habían tenido que asumir debido a nuestra ausencia, su vida era más fácil en un sentido; por lo menos sus mentes se ocupaban con más facilidad que las nuestras. Tenían menos horas durante el día para pensar en todos los escenarios posibles que nosotros generábamos con una regularidad semejante a una línea de producción....
tracking img