Lengua castellana machado

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (388 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de enero de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Era una mañana y abril sonreía.
Frente al horizonte dorado moría
la luna, muy blanca y opaca; tras ella,
cual tenue ligera quimera, corría
la nube que apenas enturbia una estrella.
Como sonreíala rosa mañana 
al sol del Oriente abrí mi ventana;
y en mi triste alcoba penetró el Oriente 
en canto de alondras, en risa de fuente
y en suave perfume de flora temprana.
      Fue una claratarde de melancolía
Abril sonreía. Yo abrí las ventanas
de mi casa al viento... El viento traía
perfume de rosas, doblar de campanas...
      Doblar de campanas lejanas, llorosas,
suave de rosasaromado aliento...
... ¿Dónde están los huertos floridos de rosas?
¿Qué dicen las dulces campanas al viento?
Pregunté a la tarde de abril que moría:
¿Al fin la alegría se acerca a mi casa?
La tardede abril sonrió: La alegría
pasó por tu puerta —y luego, sombría:—
Pasó por tu puerta. Dos veces no pasa.

Antonio Machado describe un día de primavera y las sensaciones que le produce. Estassensaciones alegres que pasan por su puerta pero que sólo llegan una vez son como las oportunidades que no se deben dejar escapar.
Es obligado hacer referencia al tópico “carpe diem”, de vivir el momentoy no dejarlo escapar, y al tópico “ubi sunt”, cuando el poeta se pregunta por la alegría que ya ha pasado.
Asistimos al paso fugaz de una juventud apenas vivida y siempre deseada, y a la certezaamarga de que nunca vuelve.
La mañana de abril simboliza la juventud, y la tarde, la madurez.
En un primer momento, el poeta abre su corazón lleno de ilusiones al “amanecer” de la vida que trae “cantode alondras”, “risa de fuente” y “perfume de rosa temprana”. Y sin apenas transición aparece un amanecer truncado en atardecer. Pasamos de una juventud a una madurez. Una madurez de un nuevo abril,que, como si nada hubiera ocurrido, sonríe al poeta, esperanzado. El poeta abre las ventanas de sus ilusiones juveniles, pero el viento también le trae “dolor de campanas”. Otra vez, el poeta...
tracking img