Lengua: espejo del hombre

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2630 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 25 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Lengua: Espejo del hombre
Maíra Brás Costa

Desde los tiempos de antaño Portugual y España viven una relación doble, por un lado comparten la religión, hablan idiomas hermanos, tuvieron en muchos momentos escritores que produjeron en ambas lenguas (como Gil Vicente, Camões) y principalmente en el siglo XV, vivieron intenso intercambio cultural llegando mismo a haber empréstitos de unalengua para la otra. En verdad el siglo XV fue el “Siglo de Oro” de la literatura portuguesa y en España eso se reconoció, tanto que era comun las citaciones en portugues en obras españolas, principalmente citaciones de Camões. Es claro que tambien hubo la entrada de castellanismos en la lengua portuguesa, notadamente de terminos de la literatura y del teatro. Esta relación tan amistosa se vióamenazada varias veces en este período por los intereses de la corona española.
Portugal entonces era una nación mundial (ya habia llegado a América y tenía teritorios en otros continentes), pero en abril de 1581, Felipe II de España se convierte en Rey de las dos nacions, es decir por un tiempo breve Brasil esta bajo el poder del gobierno español. En este mismo periodo España también inició suexpansión territorial, Colón llego a América antes que los portugueses, las conquistas de las dos coronas aumentan las disputas de poder entre ellas. En relación al Nuevo Continente la cuestión se resolvió con el Tratado de Tordecillas (1494) que dividió el continente en dos, una curiosidad es que por este tratado la línea de separación del continente pasaría por Brasil, o sea, que parte de nuestroterritorio pertenecía a España (la linea de Tordesillas probablemente pasaría al norte de Belém y por el litoral de Santa Catarina).
El tratado de Tordesillas tenia como finalidad dividir el Nuevo Mundo entre las Coronas y resolver las contiendas politicas entre ellas, pero hizo mas que eso, fue el principio de la construccion de un muro invisible pero absolutamente palpable que dividio nuestrasculturas y aislo a nuestros pueblos. Posteriormente vino la diseminación de disputas y enemistades, causadas no por cuestiones evidentes o por intereses sudamericanos, pero traicioneramente fomentadas por razones y cuestiones geopolíticas ajenas a nuestra parte del mundo.
“O ódio à toa demarcou fronteiras, a estupidez nos separou em bandeiras” son versos de una musica de la decada del 70 quemuestran una vez más cuan profundas son las huellas de Tordesillas en América. El tratado tan bien calculado sigue aquí como una herida que aun no fue curada del todo.

La señal

Esta cicatriz colonial es responsable, en parte, por esta sensación de rareza que los brasileños sienten en relación al mundo hispanico, hoy día la lengua española vive en nuestro país un momento de bonanza, deprestigio, pero generalmente se nota una visión eurocentrista, parece que la gente no quiere mirar al lado, como si de algun modo mágico no consiguiese ver o escuchar que Sudamérica habla español. La mirada esta casi siempre direccionada más alla del océano llena de áquel brillo que es tan intenso en los ojos de la gente colonizada que no se da cuenta de que hay mucho más en el mundo que el relucir de lacorona europea. Claro está que la cuestión aquí discutida no es si se debe o no valorizar esta o aquella variante de español y menos aun que se deba olvidar España o despreciarla, pero es importantísimo que los sudamericanos conozcan su parte del continente, su gente, su cultura y principalmente que el brasileño se reconozca como sudamericano. Es imprescindible que nosotros nos percibamos comohermanos de nuestros hermanos y que por eso los querramos conocer y entender y de repente descubir que esta gente tan rara y diferente de nosotros es increíblemente semejante a nosotros mismos por el simple hecho de que son humanos.
El hecho de que el brasileño poco sabe a respecto de Hispanoamérica es el origen de muchos estereotipos, prejuicios y medias verdades respecto de unos y otros. Ya no...
tracking img