Lenguaje de los jueces

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 32 (7830 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL LENGUAJE DE LOS JUECES
Criterios para la delimitación de significados lingüísticos en el razonamiento judicial

LA SENTENCIA COMO CONJUNCIÓN DE RELATOS TIEMPO Y SENTENCIA
La mirada del derecho en general –y del proceso judicial en particular– desde el punto de vista de las teorías narrativas no es nueva[1]. Aun sin compartir aquellas visiones que reducen el proceso de aplicación delderecho sólo a este aspecto dejando de lado matices importantes, considero que la perspectiva narrativa puede ser especialmente iluminadora de muchos tópicos que usualmente quedan algo opacados[2].
En especial, son destacables las especulaciones sobre los textos narrativos y el tiempo. El tiempo no como mero continuum, como acontecer cronológico, sino como, si se me permite la incoherencia conceptual,“espacio” donde determinadas circunstancias adquieren un sentido que puede y habrá de variar en otras perspectivas temporales. Esto es especialmente interesante –y merecería, de por sí, un trabajo mucho mas exhaustivo que éste– si tenemos en cuenta que en la dimensión del razonamiento justificatorio judicial, el juez se halla enfrentado a tres tiempos que se vinculan entre sí: el del hecho que seestá juzgando, ocurrido en algún lugar de pasado; el del hecho mismo de juzgar, que está ocurriendo en su presente; y el de las consecuencias de ese juzgamiento, que acaecerá en el futuro.

Juez e historiador
Precisamente por esta rara conjunción, se tiende a ver al juez como un tipo especial de historiador que, mas allá de diferencias circunstanciales, comparten entre sí las mismascaracterísticas y, por lo tanto, hacen uso de los mismos instrumentos para delimitar su objeto de estudio[3].
Así, autores clásicos como Calamandrei o Carnelutti, creían ver una identificación casi perfecta entre los jueces y los historiadores.
Pero en la actualidad certeramente se han destacado las sustanciales diferencias que existen entre la labor del historiador, que intenta desentrañar con fidelidad yexactitud qué ocurrió en un momento pasado, y la del juez que también debe acceder a un conocimiento del pasado pero circuido por muchos condicionantes[4]. Por un lado el historiador no está constreñido por las ficciones legales (como el in dubio pro reo), los procesos formales de admisión de la prueba (por ejemplo, la no-aceptabilidad de una prueba que sea consecuencia de otra obtenidailegítimamente), la exclusión de algunas pruebas útiles desde el punto de vista gnoseológico (por ejemplo, en algunos supuestos, el testimonio de los parientes cercanos de las partes). Por el otro, el juez mantiene un grado mayor de objetividad ante los hechos porque no los elige (como sí hacen los historiadores; y esto implica una toma de postura previa) sino que le son impuestos, y tiene un objetivopredeterminado que le permite dar una “investigación histórica” por totalmente agotada.
Sobre la base de estas consideraciones, se puede observar que existen dos tipos de hechos sobre los que el juez actúa. Dos tipos de hechos que, sin dejar de ser racionalmente determinables, tienen entre sí vinculaciones íntimas y correlativas.
Estos hechos son como fijaciones de esa continuidad temporal señaladas masarriba. Son dos momentos que, cristalizados, le interesan al juez en su actividad.
Pero estos dos hechos no se identifican con un orden cronológico determinado: no se los puede señalar en una línea de tiempo sino que, en cierta manera, existen en el presente del juez que juzga. Son dos hechos que, acudiendo a una metáfora, están integrados por el pasado al que provienen, el presente en el que selos ve y el futuro al que van.
Esto parece mas difícil de lo que en realidad es, puesto que solo estoy limitándome a señalar – y nombrar– una circunstancia que todo operador del derecho conoce y maneja con habitualidad. Estos dos hechos lo constituyen, en suma: el “caso” puesto a consideración del juez y el “fallo” (es decir, la condena, absolución, admisión o rechazo de la demanda, o lo...
tracking img