Lenguaje

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1588 palabras )
  • Descarga(s) : 9
  • Publicado : 1 de julio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Escena IX
HAMLET, HORACIO, CLAUDIO, GERTRUDIS, LAERTES, ENRIQUE, Caballeros, Damas y acompañamiento.

Claudio
Ven, Hamlet, ven, y recibe esta mano que te presento
Hamlet
Laertes, si estáis ofendido de mí, os pido perdón. Perdonadme como caballero. Cuantos se hallan presentes saben, y aun vos mismo lo habréis oído, el desorden que mi razón padece. Cuanto haya hecho insultando laternura de vuestro corazón, vuestra nobleza, o vuestro honor, cualquiera acción en fin, capaz de irritaros; declaro solemnemente en este lugar que ha sido efecto de mi locura. ¿Puede Hamlet haber ofendido a Laertes? No, Hamlet no ha sido, porque estaba fuera de sí, y si en tal ocasión (en que él a sí propio se desconocía) ofendió a Laertes, no fue Hamlet el agresor, porque Hamlet lo desaprueba ylo desmiente. ¿Pues quién pudo ser? Su demencia sola... Siendo esto así, el desdichado Hamlet es partidario del ofendido, al paso que en su propia locura reconoce su mayor contrario. Permitid, pues, que delante de esta asamblea me justifique de toda siniestra intención y espere de vuestro ánimo generoso el olvido de mis desaciertos. Disparaba el arpón sobre los muros de ese edificio, y por errorherí a mi hermano.
Laertes
Mi corazón, cuyos impulsos naturales eran los primeros a pedirme en este caso venganza, queda satisfecho. Mi honra no me permite pasar adelante ni admitir reconciliación alguna; hasta que examinado el hecho por ancianos y virtuosos árbitros, se declare que mi pundonor está sin mancilla. Mientras llega este caso, admito con afecto recíproco el que me anunciáis, y osprometo de no ofenderle.
Hamlet
Yo recibo con sincera gratitud ese ofrecimiento, y en cuanto a la batalla que va a comenzarse, lidiaré con vos como si mi competidor fuese mi hermano... Vamos. Dadnos floretes.
Laertes
Sí, vamos.. Uno a mí.
Hamlet
La victoria no os será difícil, vuestra habilidad lucirá sobre mi ignorancia, como una estrella resplandeciente entre lastinieblas de la noche.
Laertes
No os burléis, señor.
Hamlet
No, no me burlo.
Claudio
Dales floretes, joven Enrique. Hamlet, ya sabes cuales son las condiciones.

Hamlet
Sí, señor, y en verdad que habéis apostado por el más débil.
Claudio
No temo perder. Yo os he visto ya esgrimir a entrambos y aunque él haya adelantado después; por eso mismo, el premio es mayor afavor nuestro.
Laertes
Este es muy pesado. Dejadme ver otro.
Hamlet
Este me parece bueno... ¿Son todos iguales?
Enrique
Sí señor.
Claudio
Cubrid esta mesa de copas, llenas de vino. Si Hamlet da la primera o segunda estocada, o en la tercera suerte da un quite al contrario, disparen toda la artillería de las almenas. El Rey beberá a la salud de Hamlet echando en lacopa una perla más preciosa que la que han usado en su corona los cuatro últimos soberanos daneses. Traed las copas, y el timbal diga a las trompetas, las trompetas al artillero distante, los cañones al cielo, y el cielo a la tierra; ahora brinda el Rey de Dinamarca a la salud de Hamlet... Comenzad, y vosotros que habéis de juzgarlos, observad atentos.
Hamlet
Vamos
Laertes
Vamosseñor.
Hamlet
Una.
Laertes
No.
Hamlet
Que juzguen.
Enrique
Una estocada, no hay duda.
Laertes
Bien; a otra.
Claudio
Esperad... Dadme de beber. Hamlet, esta perla es para ti, y brindo con ella a tu salud. Dadle la copa.
Hamlet
Esperad un poco. Quiero dar este bote primero. Vamos. Otra estocada. ¿Qué decís?
Laertes
Sí, me ha tocado, loconfieso.
Claudio
¡Oh! Nuestro hijo vencerá.
Gertrudis
Está grueso, y se fatiga demasiado. Ven aquí, Hamlet, toma este lienzo, y límpiate el rostro. La Reina brinda a tu buena fortuna querido Hamlet.

Hamlet
Muchas gracias, señora.
Claudio
No, no bebáis.
Gertrudis
¡Oh! Señor, perdonadme. Yo he de beber.
Claudio
¡La copa envenenada!.. Pero... No hay...
tracking img