Lex irnitana

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2527 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Desde el siglo III en época de república la presencia romana en Hispania se debe, en un principio, a la necesidad de contrarrestar la fuerza del ejército Cartaginés cuyo dominio del levante y el sur peninsular constituía una clara amenaza a Roma. Una vez eliminado el peligro tras la Segunda Guerra Púnica, los romanos no quisieron renunciar las ventajas que le podía reportar el sometimiento de lapenínsula ibérica, fuente casi inagotable de recursos económicos y militares.
La conquista y la penetración posterior de la cultura y de las formas de vida romana estuvieron en gran parte condicionadas por la diversidad de la geografía y de la población.
La progresiva romanización convirtió a España en un territorio dividido en dos provincias desde el siglo II a.C. llamadas Citerior y Ulterior.En ambas existieron ciudades indígenas al lado de colonias romanas. Las primeras sometidas a una muy variable condición jurídica y las segundas regidas por el derecho de la metrópolis (Ulterior), situación que daba lugar a la convivencia de ciudadanos romanos al lado de latinos y peregrinos.
Debido a ello la variedad de condiciones jurídicas en las provincias Ulterior dio origen a un derechoparticular para cada ciudad, del que pudieran disfrutar exclusivamente los ciudadanos que la integrasen, conocido como el derecho propio de los ciudadanos o derecho civil (ius civile), de carácter personalista y desde la perspectiva del derecho romano era el conjunto de normas jurídicas de aplicación con carácter privilegiado a los que poseían el estatus de ciudadano romano.
Tales condicionesjurídicas así como otros factores hicieron que la zona Ulterior Bética fuese una de las zonas más romanizadas de Hispania, ninguna otra región del Imperio ha aportado más información y con más trascendencia que la Bética, actualmente el Museo Arqueológico de Sevilla posee una de las colecciones de bronces jurídicos romanos más importantes del mundo ya que no sólo es relevante su número, sino también laexcepcional calidad de su contenido. Dichos bronces fueron encontrados en el Molino del Postero situado en una zona montañosa de la provincia de Sevilla, a unos cinco kilómetros al sureste de la localidad del Saucejo, y a unos tres kilómetros al noroeste de Algámitas. Fueron halladas seis tablas de las diez que componen la Lex Flavia Irnitana, concretamente la III, V, VII, VIII, IX y X. En laúltima de ellas figura el sanctio que establece la nulidad de los pactos realizados en contra de las disposiciones contenidas en la misma, con lo que ésta adquiriría el carácter de perfecta. La Lex Irnitana completa tendría pues diez tablas con treinta columnas y aproximadamente unas mil quinientas líneas de texto y, aunque no utilice números para sus capítulos, gracias a las leges Salpensana ymalacitana, podemos constatar que tenia noventa y cinco capítulos. Da fuerza definitiva a la hipótesis de una ley Flavia municipal de la época del Domiciano.

Por tanto, a partir de su hallazgo (1981) disponemos de un caudal de información suficiente para reconstruir el modelo municipal de la época Flavia subsiguiente a la concesión por Vespasiano del ius latii a Hispania en el año 73-74 d.C.
La LexIrnitana contiene el Senadoconsulto de Gneo Pisón padre, una de cuyas copias es el único Senadoconsulto de toda la historia de Roma que se ha conservado completa, o la última tabla aparecida de la Ley de Osuna son ejemplos de ello.
Los capítulos XXI al XXIX, coincidentes con el texto de la lex Salpensana, tratan de la adquisición de la ciudadanía romana per honorem. A continuación de la tabla Xfiguran dos additamenta sorprendentes, el primero es un nuevo capítulo que trata de la conservación de los derechos del patrono sobre los libertos o libertas que hayan alcanzado la ciudadanía romana per honorem de sus hijos o esposos aunque estos patronos no sean ellos mismo ciudadanos romanos. Este capítulo debe relacionarse con el XXIII, que se ocupa también con la conservación del patronato...
tracking img