Ley natural y bien común

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 16 (3991 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
ALGUNAS CONSIDERACIONES EN TORNO A LA LEY NATURAL Y EL BIEN COMÚN

El tratamiento de la Ley Natural en santo Tomás se encuentra en la Suma Teológica, en la IªIIae, en la parte dedicada a los principios exteriores del acto humano. Esa parte se encuentra en la segunda de las tres partes en que está dividida el plan de la Suma Teológica.

La primera parte se ocupa de «De his quae ad essentiamdivinam pertinet», la segunda «De motu rationalis creatura in Deum» y la tercera y última «De Christo, qui, secundum quod homo, via est nobis tendendi in Deum». Esta segunda parte se abre con una consideración desarrollada en cinco cuestiones sobre el fin último de la vida humana, la bienaventuranza, y a lo que permite que el hombre alcance este fin o se aparte de él: «porque es necesario llegara la bienaventuranza mediante algunos actos, debemos estudiar los actos humanos, para saber con qué actos se llega al bienaventuranza y cuáles entorpecen su camino». Pero, puesto que «toda ciencia operativa debe llegar hasta la consideración particular, porque las operaciones y los actos versan sobre cosas singulares», esta parte, que se dedica a la moral, está a su vez dividida en dos: los actoshumanos en universal y los actos humanos en particular.

Aun de los actos humanos en general, su tratamiento se hace conforme a una doble aproximación: en primer lugar se acerca a los mismos actos humanos y, en segundo lugar, trata de sus principios: «De principiis actuum humanorum», que pueden ser intrínsecos la potencia para obrar (tratada en la primera parte) y el hábito o extrínsecos.Principios extrínsecos de los actos humanos son, el diablo, que por la tentación nos inclina al mal o Dios, que es el principio exterior que mueve al hombre al bien. Esto lo hace de dos modos: mediante la instrucción de la ley y mediante el auxilio de la gracia. Así pues, la ley es un principio exterior de los actos humanos, que procede de Dios y conforme al cual el hombre es inducido al bien.Vale la pena seguir la exposición que el mismo santo Tomás hace de la ley para entender qué es y cómo obra la Ley Natural.

Santo Tomás aborda q. 90 en primer lugar la esencia de la ley, que concluye con la definición clásica de ley, como una ordenación de la razón al bien común promulgada por quien tiene el cuidado de la comunidad.

Entre estas notas vamos a reparar en aquella que dicerelación a nuestro tema: el fin de la ley. Pues dice santo Tomás que el fin de la ley es la felicidad común, pero la argumentación tiene una solidez y un orden de consecuencias en el que es preciso parar. Dos pasos da al exponer la respuesta al artículo: Por un lado, que como el fin es el primer principio en el orden operativo, y del fin se toma la regla que conduce al fin, el fin de la ley es lafelicidad, pues ésta es la razón por la que el hombre lo hace todo. Por otra parte, y esto no parecería tan obvio, que el fin que se considera es el fin del hombre y, en cuanto lo es, el hombre es parte de una comunidad, de ahí que el fin no sólo sea la felicidad, sino la felicidad común. Por eso, sigue diciendo en el artículo, Aristóteles en la definición de ley hace mención tanto de la felicidad comode la comunidad política: «llamamos cosas legales justas a las que promueven y conservan la felicidad y todos sus requisitos en la convivencia política». Además, como lo que realiza en grado máximo la noción común de un género es causa y punto de referencia de todo lo demás en ese género, se sigue que, como la ley se constituye primariamente en orden al bien común, cualquier otro precepto sobreactos particulares no tiene razón de ley sino en cuanto se ordena al bien común.

Con esto se apunta a algo que deberemos tener presente: todo precepto lo es de una ley en cuanto puede ser referido a un bien común. Así pues, la Ley Natural debe proponerse un bien común a aquellos a los que se impone. Pero, además, este bien común debe ser último en su género, es decir no encontrarse subordinado...
tracking img