Ley sep y sus implicancias

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2255 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 9 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
MAGÍSTER EN GESTIÓN Y DIRECCIÓN EDUCACIONAL
Curso: El Sistema Educacional Chileno

Tarea Final

Alumnos: Cristian Estay
María Luz Gálvez
Oriana Escobar
Jeannette Riquelme
Profesor: XavierVanni
Generación: 2009

a. Foco de intervención: Ley de Subvención Preferencial – ley SEP

b. Fundamento teórico:

Desde que en nuestro país ha vuelto la democracia con los gobiernos de la concertación, es que se han impulsado una serie de acciones que han buscado la igualdad de derechos para todos los ciudadanos, no importando, naturalmente, lasvariables que condicionan la vida de los chilenos. Más bien y, por el contrario, ha sido la mixtura social la que ha sido engrandecida, valorada y dignificada: derechos laborales, políticas sociales y de viviendas, igualdad de género, por nombrar sólo algunas áreas. Así, este ánimo de igualdad comienza a ser transversal en todo el tejido social y ámbitos de nuestra realidad nacional.

En esecontexto, la política educacional de Chile, de los últimos tiempos, se ha caracterizado por declarar que la educación es un derecho para todos los chilenos. Sin embargo, una de las mayores discusiones y críticas al sistema está, precisamente en que ésta educación no es una educación de calidad, para todos pues, como dijera en aquel entonces la Presidenta de la República, Michel Bachelet J. “lo quelos chilenos y chilenas quieren (…), es que el país posea un sistema educativo capaz de asegurar una educación de calidad a todos los niños, niñas y jóvenes chilenos, sin importar su origen social, económico y cultural”.[1] Movido por los propios alumnos (revolución pingüina del 2006), ésta situación llegó a cambiar la regulación de la educación, derogando la LOCE y aprobando el Congreso la LGE,es decir, que lo novedoso e interesante fue la capacidad de los propios alumnos y el apoyo de distintos sectores sociales para poner en la agenda del gobierno, de una vez por todas, el problema de la calidad en la educación.
Por su parte el Consejo Asesor Presidencial para la Educación expresaba con respecto a la “ Calidad “ que la educación debía “ofrecer oportunidades educacionalesequitativas, de modo que la escolaridad y el aprendizaje no estén predeterminados por diferencias de género, origen étnico, capacidades y condición socio-económica[2]”. En esta misma línea, la actual Ley General de Educación manifiesta que uno de los principios de calidad de la educación es la Equidad, vale decir que “el sistema propenderá a la integración e inclusión de todos los sectores de la sociedad,estableciendo medidas de discriminación positiva para aquellos colectivos o personas que requieran de protección especial”[3].
Estas orientaciones, directrices y principios significan que nuestra educación no puede dejar que ningún alumno y alumna quede fuera del sistema. El que todos los alumnos tengan derechos a acceder a oportunidades de aprendizajes de calidad nos sitúa en la mirada y en lapráctica de una educación inclusiva, nunca segmentada ni fragmentada. Nuestra educación ha de poner todos los mecanismos y las regulaciones para que los alumnos más desaventajados cultural, social y económicamente tengan las mismas oportunidades para aprender. En este sentido “la integración y la mixtura social en la escuela es un bien social, un “bien público”. La educación cívica que debe darse enla vida escolar supone el paso del niño/a del mundo familiar(homogéneo, privado) al reconocimiento de lo público (heterogéneo; colectivo) y esto se facilita con un ambiente escolar socialmente mixto, en el cual las alumnas y alumnos conozcan y reconozcan las diferencias y acepten a los otros como respetables aunque distintos”[4]

Consecuentes con los principios expuestos, los diversos...
tracking img