Leyenda de don zenon

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1025 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 1 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
La leyenda de “Don Zenón Urías”
Hace ya muchos años esta región era frecuentada por un anciano de nombre “Zenón Urías” ¿de dónde venía? No se sabe con exactitud, sólo por pláticas de los más viejos se conoce algo, pero ni ellos estaban de acuerdo, cuando se referían a su procedencia, porque unos decían que era originario de la “loma”, otros de “boca de arroyo” y otros más aventuradosdecían que venía de Guasave.
En lo que sí estaban de acuerdo es que era un hombre de semblante calmo y sufrido, de estatura regular, tez morena, complexión delgada y muy parlanchín y que su edad se aproximaba a los noventa años.
También relatan los más viejos del Valle, que de manera habitual viajaba por el camino real que conduce de Mocorito al Valle, en la actualidad este camino ha sufridoalgunas modificaciones.
“Don Zenón,” recorría trece kilómetros considerando que salía de Mocorito, trece kilómetros que la mayoría de las personas en aquellos años lo recorría a pie, a lomo de bestia o en carreta, pero él lo hacía de la manera más humilde, a pie, arriando su turulato burro, en un tiempo relativamente corto por considerar su edad. Esto era un misterio que los hombres más jóvenesde aquella época lo platicaban, alrededor del fuego que hacían con troncos de mezquite en las noches más oscuras, cuando se ponían a platicar huyendo del frio a un lado de la vieja enramada que estaba en el valle del medio.
A don Zenón, su burro le servía de transporte para llevar yerbas medicinales, ollas, platos y cazuela de barro para ofrecerlas por unos pesos en Mocorito. Las acarreabaenlazadas en canastos a los costados de su borrico. La loza de barro, la compraba en el valle de arriba al señor Joaquín González y a Miguel Durán, con quienes del mismo modo tenía una gran amistad, porque ellos en incontables ocasiones le brindaban su casa para que pasara la noche, siempre acompañados de una apetitosa cena y que no faltara el café caliente, de ese oloroso, que doña “Prude”tostaba y otras mujeres más tostaban y molían en el metate.
Don Zenón era comerciante; pero tenía también la gracia de saber curar con plantas medicinales, poseía el don de conocer los secretos curativos de los diferentes arbustos silvestres, con los cuales hacía sus cocimientos para remediar algunos males. Estando en el valle, le pedía a uno de sus mejores amigos, a “Don Jesús Gámez” (Chuycoqueto), le trajera del cerro, raíces de la “hierba del indio” “Copalquín” y “palo mulato” que después de ciertos procesos hacía los bebedizos que utilizaría en algunos enfermos principalmente de la otra banda y Mocorito, y muy pocos de estas rancherías cercanas al Valle.
Por esos años y en uno de los frecuentes recorridos que hacía al valle por loza y plantas medicinales, ocurrió un tristesuceso. Era el mes de julio, ya pasaba del medio día, el sol era escaldante, por eso tal vez don Zenón y su borrico caminaban penosamente al intentar subir la penúltima cuesta del camino para llegar al Valle. Precisamente ahí, fue alcanzado por quienes viajaban en una carreta y quienes de manera despiadada y por motivos que se han confundido con el tiempo, porque unos explican que por robarle susescazas pertenencias y otros porque tal vez no haya podido curar algún enfermo de esos males irremediables que sólo están en las manos de dios, le dieron muerte de la manera más cruel y canalla, utilizando palos aguijados y piedras.
La sangre de un ser bueno quedó esparcida en los pedruscos a la orilla del camino, su cuerpo sangrante quedó cara al cielo con un gesto apacible en el rostro como elque mira a dios satisfecho de su obra al final del camino.
El cuerpo de don Zenón Urias, frágil e impasible fue recogido del camino por el señor “Gordiano Valenzuela” quien siempre se identificó por ser un hombre noble y de buen corazón. Don Gordiano, hombre respetable, se hizo acompañar de otros lugareños para llevarlo a velar a el Valle con decencia, como se debía hacer con un hombre...
tracking img