Leyenda de la llorona

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (575 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 15 de octubre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
Allá a mediados del siglo 17, por algún tiempo fue objeto de numerosos comentarios y de grandes temores entre la gente supersticiosa, un fantasma que se hacia visible en varias partes de la ciudad;pero muy especialmente en las ultimas cuadras del oriente de la calle hoy llamada de negrete. Era el fantasma de una mujer, vestida de riguroso luto que salía siempre de un gran solar llamado de lasánimas y que estaba ubicado en lo que es hoy la penitenciaria del estado.

El fantasma recorría, a eso de las 12 de la noche la calle de negrete hasta llegar a la del coliseo (hoy Bruno Martines),dirigiéndose por esta hasta el panteón que estaba situado a espaldas del templo de Santa Ana, donde se proyecto construir la casa del obrero católico, es decir, entre las calles de Gabino Barrera (antesRebote) y Gómez Palacio. Este panteón se llamaba “patio de los ricos”.

El hecho de que toda su caminata, desde el solar de las animas hasta el panteón de los ricos, así como su regreso, los haciaaquel espectro dando lastimero gemidos que hacia poner los pelos de punta a quien los escuchaba, origino que se le diera el nombre de “La Llorona”, contándose que mas de algún curioso que se atrevió aasomarse a su ventana se había desmayado al ver el rostro libido, enjuto aterrador de la triste enlutada.

Cada año por el mes de Mayo, la llorona hacia su correrías durante varias noches y fue tantoel espanto que sembró en la pacifica ciudad de Durango, que llegaron a bordarse mil historietas entorno de aquella “anima en pena”; se decía después que llego a escucharse su llanto al mismo tiempoen todas las calles de la ciudad y que en algunas partes se le había visto pasar aullando, en figura de perro.

Los sacerdotes y las personas más conspicuas de aquel entonces, opinaron que aquelfantasma era el alma de una mujer que una noche, a las doce, y sin que pudieran adivinarse las causas, dio muerte a sus tres pequeños hijos. Aquella mujer había consumado su crimen en el solar de las...
tracking img