Leyenda del origen del escudo nacional

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (387 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
LEYENDA DEL ORIGEN DEL ESCUDO
NACIONAL

Cuenta la leyenda que los Mexicas habitaban un lugar llamado Aztlan en el cual eran esclavos, por esta razón su dios huitzilopochtli les ordeno por mediode sueños que emprendieran un viaje hacia su nuevo hogar .

Las indicaciones fueron que en donde encontraran un águila parada sobre un nopal devorando una serpiente fundarían su gran ciudad a lacual daría el nombre de Tenochtitlán.

Emprendieron el viaje que su dios les había dicho en el primer lugar que se asentaron fue en Chapultepec en donde no encontraron lo que buscaban por lo cualsiguieron su camino.

Siguieron su búsqueda hasta llegaron un lugar llamado Tollanxicocotitlan en donde Huitzilopochtli les ordenó desviar el cauce del rio para crear una laguna entorno al cerro.Tanta comodidad hiso que los mexicas olvidarán su verdadero destino, por lo cual Huitzilopochtli les ordeno que siguieran adelante.

Poco después encontraron un pueblo llamado azcapotzalco en dondeen donde sirvieron como guerreros mercenario.

Finalmente encontraron el lugar indicado en donde encontraron la señal anunciada por Huitzilopochtli el que se ve un islote donde se encuentra unáguila encima de un nopal devorando una serpiente .

El escritor magico
Al ver esto el sacerdote mexica lleno de emoción dijo las siguientes palabras:

Id y ved un nopal salvaje: y allí tranquilaveréis un águila que está enhiesta. Allí come, allí se peina las plumas, y con eso quedará contento vuestro corazón: ¡allí está el corazón de Copil que tú fuiste a arrojar allá donde el agua hacegiros y más giros! Pero allí donde vino a caer, y habéis visto entre los peñascos, en aquella cueva entre cañas y juncias, ¡del corazón de Cópil ha brotado ese nopal salvaje! ¡Y allí estaremos y allíreinaremos: allí esperaremos y daremos encuentro a toda clase de gentes!
Nuestro pechos, nuestra cabeza, nuestras flechas, nuestros escudos, allí les haremos ver: a todos los que nos rodean allí los...
tracking img