Leyenda sobre le tablero de ajedrez

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (750 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Leyenda sobre le tablero de ajedrez

El ajedrez es un juego antiquísimo. Cuenta con muchos siglos de existencia y por eso no es de extrañar que estén ligadas a el leyendas cuya veracidad esdifícil de comprobar debido a su antigüedad precisamente quiero contar una de estas. Para comprenderla no hace falta saber jugar al ajedrez; basta simplemente saber que el tablero donde se juegaesta dividido en 64, escaques, (casillas negras y blancas dispuestas alternativamente).

El juego de ajedrez fue inventado en india Cundo el rey hindú Sheram lo conoció y quedo maravillado de loingenioso que era y de la variedad de posiciones que en el son posibles. Al enterarse de que el inventor era uno de sus súbditos el rey lo mando a llamar con objeto de recompensarlo personalmente por sugran invento.

El inventor llamado Sissa, se presento ante sheram. Era un sabio vestido con modestia, que vivía gracias a los medios que le proporcionaban sus discípulos. El rey queríarecompensarlo dignamente ya que el era bastante rico parar poder cumplir sus deseos mas elevados.

El sabio contesto con una inclinación y continúo callado.-No seas tímido- le animo el rey- expresa tu deseo–No escatimaré nada para satisfacerlo.

Así que Sissa lepidio un día para meditar la respuesta. Cuando al día siguiente Sissa, se presentó de nuevo ante el trono dejó maravillado al rey con supetición. Sissa, pidió que le entregaran, un grano de trigo por la primera casilla del tablero de ajedrez.

¿Un simple grano de trigo?- contestó admirado el rey.-si, soberano. Por la segunda casilla, queme den dos granos; por la tercera 4; por la cuarta 8; por la quinta 16; y por la sexta 32 y,…

- Basta – interrupióle el rey – recibirás el trigo correspondiente a las 64 casillas del tablero,de acuerdo con tu deseo: por cada casilla doble cantidad.

Pero has de saber que tu petición es indigna de mi generosidad. Al pedirme tan mísera recompensa menosprecias, irreverente, mi...
tracking img