Leyenda tuxtleca

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1515 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Los Líseres
(Leyendas Tuxtlecas)

Si un turista, caminante, forastero, visita la escénica y acogedora ciudad de Santiago Tuxtla en el día de San Juan o cualquier domingo entre ese día y el 24 de Julio, encontrará en cualquier calle en las esquinas a un curioso personaje legendario.UN LISER de interesante, pintoresco y rancio sabor tradicional.
Es un hombre disfrazado con pijama de mangas muylargas, que se cubre con una capucha (moco).Los hay amarillos, rojos, canelos y pardos. El moco tiene dos agujeros a la altura de los ojos.
La chiquillería del pueblo en gran fiesta, goza, ríe y llora con el líser, los nombra y distingue como a los caballos, el rucío, el colorado, el cuatralbo, el tordillo, a ratos se le acerca y a ratos huyen despavoridos.
El líser lleva una gran piola a manerade fuerte y al restallarlo brincan, bailan, braman, rugen, imitando cautelosos movimientos de felino.
Corretean a los niños que huyen como gorriones asustados entre chillidos y gritos destemplados -ese líser no sirve- -ese líser es mula- -ese líser no tiene madre y un abejón es su cuerpo-.
Cuando se encuentran líseres de distintos barrios se humean interrogantes, saltan, rugen y se trenzan endescomunales peleas a latigazo limpio, hasta que uno de los contrincantes vapuleando en exceso, tira el moco, rasga el traje y sale disparado echando por la boca, ajos, sapos y culebras.
Intrigado por espectáculo tan raro regocijante y tradicional me dediqué a interrogar a los más antiguos vecinos del lugar y llegue a la conclusión de que no se encuentra ningún dato exacto que explique elsimbolismo de los líseres.
Por casualidad al hacer una visita profesional en el famoso barrio la Pelona a una ancianita de 97 años, más arrugada que una pasa, llamada Tía Bichi, me enteré de porque hay líseres. Después de la consulta platiqué con la ancianita, nos hicimos amigos, le pregunté sobre el misterio de los líseres, me contestó que ella era sabedora de la incógnita y allí les va el cuento."Verá usted doctorcito: Fue hace muchos, pero muchos años, mis padres me lo contaron a mí, a ellos sus abuelos y a sus abuelos los otros tatas viejos.
En aquellos tiempos Santiago no tenía el nombre que le pusieron los blancos cuando se lo repartieron al barbón de Don Hernán Cortés.
Era una población rodeada de grandes murallas que llegaban hasta la subida del Mirador.
En el cerro del Vigía habíagrandes construcciones, plaza de armas, templo, juego de pelota, mercado y palacio con muchas piedras que representaban a los Dioses.
Había casas de piedra con jeroglíficos, dilatados patios y lindos jardines.
Junto al Río Tepango había estanques con pájaros del agua y en las riberas casas de animales, cientos de ranchitos de caña y paja brava retrataban sus perfiles en el espejo del agua. Teníanla gran autoridad de un Sacerdote Gobernador que llevaba un gorro trenzado de oro y chalchivis adordando a una serpiente. Era señor de la vida y de la muerte para todos.Era una vida mejor que la de ahora.
En uno de los ranchitos pobres desparramados por la orilla sucedió la cosa.
Una perfumada noche de luna creciente, nació una niña tan bonita que no parecía de este mundo, era hija de uno de misabuelos de los más viejos, blanca, de piel de durazno color de azucena, lindos cabellos dorados y grandes ojos, raros como de almendras en que se reflejaban suaves y temblorosos pálidos rayitos de luna. Por eso la bautizaron: Rayo de Luna. Nunca en nuestra raza que es fea se había visto nada igual, de lejanas tierras venían a conocerla, a rendirle homenaje y le traían ofrendas y le cumplíanmandas.
Todo fue llegando a oídos del Gobernador, mis tatas recibieron órdenes de llevarla a los aposentos reales y allá fueron siguiendo a empenachados sacerdotes.
Todos los que la vieron en el Templo se prendaron de ella por el halo de belleza y de virtud que la rodeaba.
El sacerdote Gobernador dijo: "Vivirá con su familia un año más y luego vendrá a adorar a nuestros Dioses, creemos que es una...
tracking img