Leyenda

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (362 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
MA R Í A PE L L E J O S
Autlán de Navarro Jalisco
Parecía que en realidad estaba loca de remate, ya que era muy agresiva y
Cuando algo pedía había que dárselo o existía la posibilidad de ungarrotazo
Bien dado, o por lo menos una buena mentada de madre u otro recordatorio
a nuestra parentela. Si algo se le daba y no quedaba satisfecha, simplemente
decía: «dame más o te chingo». Como losvecinos ya la conocían procuraban
siempre dejarla satisfecha, para evitar por lo menos injurias u ofensas.
Era un verdadero espectáculo observar a «María Pellejos»; vieja, pero
muy fuerte, siemprecon un palo en una de sus manos; con el cabello canoso
largo y alborotado; enaguas muy anchas que siempre le arrastraban hasta el
suelo; además de un suéter gris y grasiento que le daban el aspecto deun ser
de ultratumba. Cargaba en una sábana sucia todo lo que los vecinos le daban,
la que se echaba sobre sus fuertes hombros con todas las diferentes
donaciones. De vez en cuando se sentabasobre las banquetas del pueblo y
veía lo que había recolectado, hablando sola, riéndose de sí misma o dejando
escapar palabrotas. Si algún parroquiano se encontraba comiendo y llegaba
«María Pellejos»,algunas veces esta última le decía: «dame de lo que estás
comiendo». Si ya la conocían, de inmediato le daban lo que pedía para evitar
lo que ya hemos mencionado. La chiquillería al verla y conocerde su agresividad
le hacíamos bromas para provocarla y escapar, aunque algunos de la
palomilla recibieron uno que otro no muy grato «recuerdo» de «María Pellejos», no quedándoles más ganas degritarle barbaridades.
«María Pellejos» sigue su peregrinar por las calles del pueblo en busca
de la vida, en la búsqueda también de ese algo que todos sin excepción buscamos hasta el límite de nuestrasfuerzas. Nadie hasta la fecha ha podido
descifrar el misterio y la incógnita de «María Pellejos»; cómo llegó, cómo se
fue, pero hay quien dice que por las noches o en el alba, muy de madrugada,...
tracking img