Leyendas de cd guzman

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2239 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
El tesoro del Colombo
La historia de Vicente Colombo, el bandido del Nevado “El Colima” Corría el año de 1775, y en México aún se encontraba bajo el dominio de los españoles. En varias partes de nuestro país empezaban a brotar algunos movimientos rebeldes, los que más tarde darían como resultado la guerra de Independencia. En algún pueblo del sur de Jalisco, había una vez un joven apuestollamado Vicente. Vicente Colombo. Su característica principal era que, por lo regular, siempre estaba demasiado inquieto; haciendo travesuras aquí y allá. Pero siempre con un estímulo de superación, de llegar a ser alguien importante en la vida. Con el grupo de amigos de juegos traviesos, juegos que empezaban a ser peligrosos, se dispuso a formar una banda. Su principal objetivo, de ahora en adelante,sería asaltar las grandes y ricas caravanas y/o carruajes de los acaudalados españoles, y ello por la forzosa necesidad de apoyar movimientos rebeldes contra los gachupines. Cuando menos eso era su primera intención. Con el tiempo los asaltos de los bandoleros a los pueblos del sur de Jalisco, empezaron a inquietar a los españoles, procurando entonces una excesiva seguridad en sus bienes. PeroVicente Colombo era muy astuto y nada se le dificultaba. Su nombre se convirtió en uno de los más temidos, y nadie deseaba encontrárselo algún día. Los constantes robos de Vicente Colombo, dentro de la comarca, ya no obedecían a los intereses primarios de su causa, si no que ahora lo hacía por gusto. Era fascinante experimentar tantas emociones. Y logró tener tantas riquezas que era necesarioencontrarles un buen escondite, mismo que serviría como guarida de su banda de asaltadores. Entonces se dispuso inmediatamente a buscar un escondite seguro e impenetrable. De antemano él sabía cual podría hacer, y sin titubear se dirigió hacia las faldas del Volcán “Colima”. Sus constantes viajes y paseos por los alrededores del majestuoso coloso desde su niñez, hacían fácil el acceso para ellos, no asípara sus posibles enemigos, que ahora se contaban por cientos, y que deseaban verlo tras las rejas. Mientras regresaba de su guarida, después de un gran asalto, se detuvo un momento, ya que había visto a la mujer más bella que jamás había conocido. Ordenó a sus compañeros que se adelantaran hacía el Volcán, mientras el averiguaba más sobre la hermosa mujer. Así lo hicieron, y pronto se adentraron alos escabrosos bosques, mientras el joven Vicente admiraba a la chica. A pesar de su liderazgo, Vicente era malo en cuestiones delicadas. No sabía cómo dirigirse a una mujer, ni qué decir o qué hablar. No se atrevió a hablarle y sólo se limitó a contemplarla, hasta que regresó a su guarida. Pasaba el tiempo, y la imagen de la joven estaba impregnada en la mente de Vicente así que, como buenasaltante, decidió robársela. Y así lo hizo, y pronto la muchacha se encontraba, llena de horror, dentro de las cuevas o subterráneos de aquel Volcán. Vicente dispuso que tuviera una dama de compañía. Y se robaron a otra mujer. Al paso del tiempo ella tuvo una hija. Una hija que era el fruto de Vicente Colombo. Pero quedó tan enferma, tan triste y tan amargada que falleció al poco tiempo de dar a luz.Ahora nada más le quedaba su hija, así que Vicente dispuso toda su atención en ella, que estaba al cuidado constante de su nana, que no era otra más que la otra mujer que habían robado. La hija del bandido, como se le conocía, se llamaba María, y al paso de los años crecía y su belleza era impactante. Radiante como una rosa de castilla. María no conocía más allá que los fríos muros de las cuevas ylas bellezas naturales que adornaban el contorno del Volcán. Sin embargo, era muy educada y sabía leer y escribir. Fácilmente podía pasar como una verdadera dama. Y, además, era muy cariñosa con su padre, quien no escatimaba en llenarla de todos sus gustos. Cuando María cumplió quince años, ya entrado el nuevo siglo, conoció su verdadero origen, leyendo una carta que su madre le había dejado,...
tracking img