Leyendas de tehuacan

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (860 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 23 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA PLANCHADA

Cuenta la señora María de Lourdes López que fue una enfermera que existió cuando el ex convento era en un principio Hospital, le decían “la planchada”, porque su uniforme, bata ycofia estaban sumamente blanco y totalmente rígido, porque las obligaban a que su vestimenta le pusieran almidón. Hasta la fecha, los médicos cuentan que ella se pasea por todos los cuartos, visitando alos enfermos en todos los hospitales.
Muchas personas afirman, que cuando han ido de visita por algún familiar que estaba hospitalizada, veían como una enfermera entraba, pero que después salía,dándose cuenta as tarde que la enfermera que habían visto no trabajaba en aquel hospital

LA EX HACIENDA DE SAN LORENZO

Cuenta la familia Osorio que esta ex hacienda era propiedad de los DíazCeballos, se dice que la capilla de la ex hacienda, donde actualmente se realiza la matanza, se dice que sobre las doce de la noche se abren las puertas y la capilla hace una rotación de oriente a poniente, yque esta protegida por un par de leones con cara de ángel que salen de noche. Su adorno son unas gárgolas y una cruz que esta rota a causa por un rayo.

EL NAGUAL

Después que desapareció “elcharro negro”, apareció “el nagual” en forma de un marrano, se aparecía de ocho de la noche a diez de la noche, había un joven llamado Alberto Velazco, estaba jugando con sus amigos el juego de loshoyitos, y de repente el joven empezó a perseguir al marrano, este animal desprendía de su boca vapor y sus ojos le brillaban intensamente como fuego, y en el momento en el que lo querían agarrar elmarrano desapareció, esto cuenta la familia Osorio.

LA LECHUZA

En la década de los cuarentas, entre la calle 5 sur y 5 oriente había un pirul que media seis metros de altura, se paraba una lechuza enforma guajolote, se paraba sobre el pirul y a las cuatro de la madrugada y se peleaba con las señoras al tirarle sus cubetas con agua, enfrente del pirul vivía un merolico pero todos sabían que era...
tracking img