Leyendas de xochimilco

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 21 (5037 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de febrero de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LEYENDAS DE XOCHIMILCO
El Manantial de la Noria
Cerca del panteón de Xilotepec, frente a la mentada cueva del Diablo, estaban los lavaderos públicos. Ahí había un ojo de agua, el de la Noria, donde las mujeres lavaban la ropa, entre ellas mi mamá, Según cuenta Felipa, una anciana del lugar.
“Pero el manantial ya no existe, ya se secó, las mujeres que iban a lavar dicen que ése manantialera muy enamorado. Cuando se acercaban las muchachas el ojo de agua borbotaba con más fuerza; y saltaba así porque el diablo vivía allí y esa era la manera en que coqueteaba con ellas. La gente sabía que el diablo vivía en ese lugar y contaban que ya se había llevado a una muchacha del barrio de Tlacoapa.
“Una vez llegaron dos hermanas a lavar ropa, luego, luego el líquido comenzó a saltar depuro gusto. Casi al instante apareció a la entrada de los lavaderos un hombre con aspecto de catrín y empezó a piropear a las muchachas. Una de ellas respondió: “No nos venga a fregar. ¡Lárguese!” El insólito personaje se limitaba a reír y a reincidir en su galantería. De pronto, la muchacha; enojada, le arrojo un jicarazo de agua; más el asombro se aposentó en el rostro de los presentes cuandovieron que el agua formo un arcoiris en torno al tipo.
“Azoradas gritaron: ¡Es el diablo; Algunas recogieron su ropa y se fueron precipitadamente. Otras se santiguaron temblorosas y el catrín se esfumó.
“Al pardear la tarde, las hermanas recogieron su ropa seca y se encaminaron rumbo a su casa”
“En el primer puente del barrio de San Marcos se les apareció el arcoiris idéntico al que rodeó alsupuesto diablo; En el segundo puente, ¡de nuevo, el arcoiris!, Sólo que esta vez la fue siguiendo hasta la entrada de la casa, en Tlacoapa, donde con todos sus colores, el arco flotaba arriba de la puerta”
“Las jóvenes nunca volvieron más a los lavaderos”
Con el tiempo se supo que una de las hermanas enfermó y una noche se presentó el catrín y la pidió a sus padres para desposarla. Losseñores aceptaron, esperanzados en que su hija sanara con el sacramento matrimonial.
La ceremonia nupcial fue celebrada en la parroquia de San Bernardino de Siena, pero a la iglesia nomás llegó el catrín solito, y después de la misa se llevó a su esposa.
Extrañados, los familiares de la novia se fueron al barrio de Tlacoapa, a festejar sin los dos protagonistas principales. Todos pensaron que elhombre había llevado a su mujer de luna de miel, pero los desposados jamás regresaron.
Pasaron los años y los vecinos se olvidaron de la pareja, hasta que algunas señoras que lavaban en el manantial se percataron de que, exactamente a las doce del día, el manantial se aquietaba y podía verse en el fondo del borbollón surtidor a la muchacha de Tlacoapa, la esposa del catrín, sentada… encantada…tejiendo.
El Cincuate
¿Se acuerdan de "Nacho" ? Preguntó Juanelo. Nunca fue celoso. Siempre fue "campechano" y alegre con todos. El no era chinampero trabajaba de peón y diariamente salía de su casa muy temprano. Vivía en el terreno de la tía Lucía, en el barrio de Caltongo. Pero llegó un día en el que empezó a clavársele una espinita. Su esposa se levantaba antes que él para prepararle suhitacate. Ella le regaba que se levantara: "Anda Nacho, ya es tarde, levántate", Casi, casi, lo empujaba fuera de su casa.
Poco a poco, Ignacio se fue inquietando. ¿Por qué le apura que me vaya?, Pensaba. Hasta que les platicó a sus amigos lo que sucedía y entonces se rieron de él. Le recomendaron que mejor se diera una vueltecita por su casa, quizás podría llegar a tiempo. Ignacio urdió unplan: salir de su casa para luego, regresar de inmediato y saber la causa por la que su mujer lo echaba, apurándole a que se fuera a trabajar.
Un día salió y se retiró un poco hacia donde podía observar quién era el fulano que entraba cuando él salía. Pero no vio a nadie que entrara, ni a su mujer que saliera. Intrigado, regresó después de un buen rato, se asomó por la rendija de la puerta y se...
tracking img