Leyendas quechuas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas: 10 (2337 palabras)
  • Descarga(s): 0
  • Publicado: 30 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
INTRODUCCION

Si bien las leyendas son relatos que tienen mas de sucesos imaginarios que históricos, en al cultura quechua toman un significado particular, ya que son relatos de sucesos fabulosos, que se transmitieron oralmente de generación en generación, y que expresan muchas veces relatos histórico que vivió el pueblo Inca, y que de por si algunas tienen, aparte de un contenido fabuloso,lecciones, moralejas que están cargadas de valores y costumbres tradicionales y que se toman como ejemplo para acciones futuras en los miembros de la comunidad.
Es por eso que aquí, realice unas compilaciones de algunas leyendas que son tradicionales en el Noroeste Argentino, y que relatan historias del pueblo quechua, como así también entre miembros de la comunidad.

LOS TESOROS DEL INCA

Fueen el tiempo en que el Imperio. del Sol agonizaba bajo el imprevisto eclipsamiento de su astro.
Los Conquistadores habían invadido la Ciudad Sagrada, y tras simuladas muestras de amistad, se lanzaron sobre las huestes desprevenidas del Inca, derrotándolas y tomando prisionero al Hijo del Sol...
Los días de angustia y dolor que siguieron después para los súbditos del Inca, no encuentran expresiónen las palabras. Era .demasiado dolor y demasiado drama. Caer asi sin luchar. Oscurecerse el Sol  tan de pronto. Lo cierto es que los fieles del Inca cautivo pensaron en el rescate. Y los conquistadores, sedientos de oro, no vacilaron  en entrar en tratativas.
-Aceptamos, pero queremos oro... mucho oro….
-Os llenar de oro esta habitación que me sirve de celda.. .
-Es poco...
Entonces el Incaestiró los brazos hacia arriba; se puso en punta de pies y haciendo una señal en la pared exclamó:
-Hasta aquí...
Los extranjeros aceptaron. Cabían allí millares de lingotes de oro. ¡MILLARES!... tanto que jamás habían soñado y que deslumbraba sus ojos y nublaba sus corazones. . .
Puesta la noticia en conocimiento de los tributarios del Reino por varios chasquis que llevaron la noticia a todaslas provincias con pasmosa celeridad, comenzaron a desfilar por todas las sendas guanacos cargados' con talegas de oro que pendían a ambos lados de la cabalgadura, rumbo al Cuzco...
Pero he aquí que llega nuevamente un chasqui con la triste noticia que el Inca había muerto en la hoguera. El rescate, pues, era imposible. Atahualpa, el Hijo del Sol, , había sido sacrificado.
Desorientados en unprincipio, los portadores de la preciosa carga resolvieron reunirse en un cruce central de los caminos, al pie del Cerro Pachamama. Y ahí la resolución fue unánime: ocultar el tesoro del rescate.
La caravana desfiló días y noches por senderos abruptos y desconocidos, donde jamás el hombre había puesto sus plantas. El amanecer, el crepúsculo y la noche, vieron desfilar sin descanso a esa caravanadoliente rumbo a lo desconocido, como empujadas por las alas del viento a cumplir su designio...
Y por fin -en un sitio que jamás nadie podría revelar-, ocultaron el tesoro cuiadosamente y rogaron fervorosamente a Pachamama que lo guardara por siempre en - seno, y que jamás permitiera cayera en manos de los invasores que habían ultimado al Inca, ni a sus hermanos de raza. Pachamama recogió el ruegoy absorbió en sus entrañas la áurea carga....
Luego los fieles servidores del Inca emprendieron el regreso, guiados por Huiracacha, por sendas que nadie conocía, y nuevamente el Sol y la Luna vieron desfilar por todos los senderos de la montaña aquel ejército derrotado y triste, para el cual ya no existía Dios ni Rey. Pero a sus espaldas quedaba sepultado para siempre el tesoro que no alcanzó arescatar la vida del Inca, que era la vida de la raza, pero que jamás encontrarían los blancos, porque era la única venganza de un pueblo que vio oscurecer el Sol en la plenitud de su apogeo.

LA TRISTE HISTORIA DEL KAKUY

En el monte vivían dos hermanos, y cuentan los que los conocieron que él se desvivía por hacerla feliz pero que ella, sin importarle nada, parecía disfrutar lastimándolo....
tracking img