Leyendas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1354 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LAS MOMIAS DE SAN ÁNGEL

El convento del Carmen, ubicado en San Ángel, fue construido en 1615, por la orden regular de los monjes carmelitas, que a su vez fue fundada por el religioso inglés Simón Stock.
Es en este recinto donde se encuentran las famosas momias cuya procedencia ha dado motivo para un sin numero de historias macabras.
Algunas de estas proceden desde la época de la Colonia,mientras que otras son producto de quienes han osado violentar la paz del recinto desafiando a lo desconocido.
Esta fue la funesta suerte de dos jóvenes estudiantes que decidieron pasar una noche de aventuras en el convento. Hablamos del año 1960, cuando en el convento ya no se profesaba el culto que le diera vida.
El motivo de su osadía fue una singular apuesta por lograr pasar una sola noche enel interior del claustro.
Así, sin imaginar lo que su curiosidad les acarrearía, se armaron de una lámpara, una linterna, comida, café y licor, para aguantar la noche venidera.
Los jóvenes intrusos eligieron la habitación que ocupara uno de los monjes superiores y cuando terminaron de comer, se acomodaron para descansar.
No obstante, un grito pavoroso los sacó de su subterfugio.
-¡Ayyy…Ayyy…!¡Tened misericordia! ¡Piedad!
Venciendo todo miedo, los jóvenes decidieron descubrir que sucedía, cual era la naturaleza de semejantes alaridos.
-¡Vais a cometer un crimen en nombre del dios a quien decís, servís! ¡Deteneos!
-¡Hablan castellano antiguo!-exclamo uno de los muchachos tratando de conservar la calma.
-¡Bajemos de una vez a ver de que se trata!-sugirió su compañero.
Hasta esemomento, los muchachos pensaban que se trataba de una secta religiosa que había elegido, precisamente esa noche, para llevar a cabo sus rituales. Y no querían perder la oportunidad de presenciar tal espectáculo.
Cuando por fin llegaron al sitio de donde procedía aquel alboroto, descubrieron a dos monjes que azotaban la espalda de una monja, sostenida a la fuerza por un par de frailes, delante del altardonde ahora se encuentran las momias.
-Deteneos-Imploraba la momia.
-Vuestro fanatismo os condujo a dar muerte a mi padre en el patíbulo.
Entonces, el fraile procedió a la lectura del siguiente documento:
-Este Santo Tribunal, basado en las reglas eremitas, os condena a ser enterrados vivos.
Había tres huecos en el piso, como fosas, y cada uno de los caballeros, y la monja, estaban anteéstas, sujetos con cadenas por los frailes.
Fueron los propios religiosos quienes los arrojaban con todo y cadenas.
Después, procedieron a clavar unas gruesas tarimas por encima de las tres fosas.
Al compás de los golpes sonoros del martillo, escapaban los gritos horrísonos, aunque apagados, de aquellas tres personas.
Los muchachos no debían crédito a lo sucedido, pero todavía faltaba más porpresenciar.
Sucedió que el fraile, que parecía el superior de la orden carmelita, volvió a hablar en tono siniestro.
-¡Repetid la sentencia de Jeremías!
“Maledictus qui facit opus dei negligenter”, exclamo la comunidad congregada a coro.
Un fraile alarife aguardaba cerca de dos nichos, debajo de una arcada del recinto.
Entonces, el fraile superior indicó a los otros dos condenados sus sitios.-Entrad ustedes dos y recibid vuestro castigo.
-Lo recibiremos sumisos.
-Amén.
Y se procedió a emparedarlos, de manera rudimentaria, con mezcla y tabiques.
Hasta ese instante, los dos jóvenes presenciaban todo sin atreverse a dar voz a su alarma. Pero, luego, olvidando todo reparo, y pensando todavía que se trataba del ritual de una secta religiosa, se acercaron a los religiosos con el fin dehacerles ver sus actos de extrema injusticia.
Cuál fue su terror una vez que descubrieron, por debajo de los pesados hábitos, a rostros descarnados.
Salieron despavoridos del recinto y trataron de abandonar el convento por donde habían entrado, una ventana ubicada en un nivel superior. Pero su desesperación hizo que cayeran. Después, una vez que lograron recuperarse del extraordinario trance,...
tracking img