Leyendas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1463 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El beso
Las tropas francesas entran en Toledo a principios del s.XIX. Uno de los capitanes se aloja en una iglesia junto a algunos de sus soldados. Al día siguiente, los oficiales se reúnen en el Zocodover y le preguntan al capitán que tal ha pasado la noche; este dice que un ruido le despertó por la noche y antes de dormirse pudo observar en la oscuridad una mujer hermosísima pero esta era demármol, al lado suya se situaba otra estatua pero esta vez de un guerrero que el capitán supuso que era su marido. Al oír esto, sus camaradas deciden ir a verla esa misma noche mientras brindan con vino. Los oficiales indagan y descubren que las estatuas pertenecen a un famoso guerrero y de su esposa Doña Elvira de Castañeda. Cuando llegan todos a la iglesia se quedan fascinados y empiezan a beber.Un soldado tira el vaso de vino a la cara de la estatua del guerrero; momentos después el capitán intenta besar él los labios la estatua de Doña Elvira pero su marido, de mármol, levanta el brazo y le da al oficial en la cara; este acaba sangrando por boca, nariz y ojos.
El rayo de luna
Manrique, un hombre muy encerrado en sí mismo, noble numantino, apreciaba la soledad en un alto grado. Sumayor debilidad era la poesía y por ello su carácter solitario le permitía pensar y ejercer su mente. Una noche cálida de verano en un bosque de Soria Manrique vio una mujer vestida de blanco que a el le pareció ser la mujer perfecta; el velozmente la comienza a seguir pero ella desaparece. Durante dos meses sus esfuerzos son en vano.
Sin embargo, al regresar una noche al mismo lugar, la escena serepite, igual de fugaz; el se da cuenta de que lo que persigue es un rayo de luna que se dejaba ver entre la frondosidad del bosque en el que se encontraba.
Ello lo lleva a pensar que el amor y la gloria se esconden en un rayo de luna.
La ajorca de oro
Pedro Alfonso de Orellana amaba sin límites a María Antunez. Un día en que la sorprende llorando, logra, tras mucha insistencia, enterarse de quela mujer ansia obsesivamente hacer suya la joya de oro que lleva en uno de sus brazos la imagen de la Virgen del Sagrario, patrona de la ciudad de Toledo.
Venciendo sus anteriores resistencias, esa misma noche el enamorado arranca sigilosamente, en la Catedral, la preciada ajorca a la Virgen; pero no puede llevarla consigo, pues en el templo el ha visto seres sobrenaturales, cadáveres resucitadosy horrorosas alimañas. Ante tales visiones, enloquece y cae desvanecido. A la mañana siguiente, es encontrado delirando en la iglesia, mientras retiene la ajorca en sus manos.
El monte de las ánimas
Relación entre dos jóvenes nobles, uno de ellos soriano y otro extranjero (Beatriz). Volvían de el monten de las ánimas a la ciudad el día de todos los santos y ella le pregunto por el monte de lasánimas, ya que la leyenda decía que esa misma noche repicaban las campanas del monasterio y se levantaban las almas de los muertos. Ellos van al castillo y después de la cena se van a una acogedora sala donde unas viejas contaban historias sobre demonios. Ellos no hablaba, solo se miraban a los ojos. Cuando hablaron decidieron hacerse regalos ya que ella debía marchares a su país pronto; quedaronen que él le regalaría una joya y ella le daría una banda azul que había perdido en el monte esa mañana. El joven fue a buscarla y no regresaba. Beatriz se fue a la cama pero no podía dormir, de repente vio la banda, que había mandado buscar a su amado a el monte, toda llena de sangre y desgarrada. Ella gritó y los sirvientes se la encontraron muerta de miedo.
Maese Pérez el organista
Maese Pérezes un viejo organista de la Catedral de Sevilla; éste es querido por todo el pueblo, todos admiran su forma de tocar, que alcanza su máxima brillantez en la Misa del Gallo.
Fue precisamente en esta fecha cuando murió repentinamente el viejo debido a una enfermedad que él tenía. Al año siguiente de su muerte de la catedral salía una melodía angelical pero sin embargo nadie estaba sentado...
tracking img