Leyendas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 13 (3009 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Laguna de Alcuzahue

Laguna de Alcuzahue tiene dos kilómetros de largo y en tiempos de la Conquista existía en sus orillas un pueblo de indios que sobrevivió hasta bien entrado el siglo XVII. En la cima del Peñol que penetra en la laguna por su ribera oriente, conocido como El Mirador, así como en el Islote o Isla del Diablo, aún pueden verse restos de construcciones prehispánicas, y en losalrededores abundan las tumbas de tiro.

Está situada al pie del cerro de San Gabriel, esta es una zona abundante en grutas, por lo que en los alrededores de su ribera norte existen varias pozas, que no son sino cavernas cuyo techo se ha derrumbado y que permanecen inundadas por estar conectadas con la laguna. Las pozas miden pocos metros de diámetro, pero la mayoría son de gran profundidad. Quizálo que más ha contribuido a su fama es la leyenda sobre el pueblo encantado que yace bajo sus aguas, recogida por Gregorio Torres Quintero en su libro intitulado ”Cuentos Colimotes”.

Según la historia, una noche un galán raptó a su amada por acuerdo entre ambos y huían de su familia y la venganza llevándola en ancas de su caballo. Iban perseguidos por el padre de la joven y una cuadrilla derancheros que lo acompañaban. Sintiendo que los alcanzaban, el enamorado invocó al genio del valle y le ofreció su alma a cambio de que los ocultara. El genio aceptó el trato y los ocultó n un pueblo al fondo de una cañada, enviando además una feroz tormenta que detuvo a los perseguidores. Llovió tanto aquella noche que al amanecer se había formado una laguna –Alcuzahue- y el pueblo quedó bajo susaguas atrapado para siempre. Hay quienes aseguran que en las tardes de domingo, si se escucha con atención, es posible oír el llamado de las campanas de la iglesia del pueblo desaparecido y sumergido en las profundas y oscuras aguas de la Laguna de Alcuzahue.
El caballero andante continua con su leyenda
junio 13, 2009
Cuenta la leyenda que era un hombre gentil y paseaba por las calles de LaHabana. Conversador, educado y espontáneo, todos los que compartieron con él recuerdan sus charlas sobre la vida, la religión, la política y los eventos del día. Nunca pidió dinero, ni fue mal educado, pero sí aceptaba obsequios de conocidos y les retribuía con una tarjeta decorada por él, a su manera muy peculiar.
Salía al paso de caminantes por el Paseo del Prado, la Avenida del Puerto, la Plaza deArmas, 23 y 12, y el Parque Central. Aunque a primera vista atemorizaba, por su apariencia singular, al conocerle, todos charlaban con él.
El Caballero de París era bien conocido en La Habana de los años ’50. De mediana estatura, cabello desaliñado y canoso, lucía su larga barba que contrastaba sus uñas largas y retorcidas de años sin cortar. Siempre vestido de negro, resaltaba por llevar unacarpeta de papeles y un puñado de lápices que le dotaban de cierto aire intelectual.
Su verdadero nombre: José María López Lledín. Nació un 30 de diciembre de 1899 en la provincia de Lugo, en España. De acuerdo con la documentación del Archivo Nacional, llegó a la Habana el 10 de diciembre de 1913 con 12 años de edad.
En cuanto a su apodo, existen miles de versiones sobre su origen. Algunos dicenque proviene de una novela francesa; otros, que obtuvo popularmente el calificativo de la acera del Paseo del Prado que en su mente equivalía a la acera del Louvre; en tanto muchos afirman que el solía nombrarse a si mismo “Rey” y “Caballero”. La verdad es que se convirtió en una leyenda viva de las calles de La Habana y quienes le conocieron siempre tienen algo que contar sobre El Caballero deParís.
Murió un 11 de Julio de 1985 con 86 años de edad. Sus restos fueron exhumados por el historiador de la Ciudad de La Habana, Eusebio Leal, y transferidos al convento de San Francisco de Asís.
Leyendas imperecederas fueron creadas en torno a este “Caballero”; y muchas de ellas han servido de inspiración a escritores, cineastas y artistas. Ciertamente, como toda leyenda nunca muere, y la...
tracking img