Leyendas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1692 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
En las leyendas, se narran historias generalmente cortas, de acontecimientos y creencias populares, que en algunos casos podrían haber sucedido, en todo o en parte y en otras, se trata de una mera ficción ancestral, producto de quienes lo imaginaron, pasadas de forma oral o escrita de padres a hijos.

LA LLORONA
Muchos aseguran que viste de blanco, otros que lleva un manto tan negro como lanoche, y en su desesperación no se da cuenta de que está muerta, mientras de los labios escapa una queja permanente “Ay, mis hijos”.
De acuerdo con la versión más extendida, la inquietante aparición corresponde a una mujer que en vida mató o le mataron a su hijo o hijos y enloqueció al tratar de encontrar sus cuerpos o sus almas.
Las visiones se remontan a los años anteriores a la conquista deMéxico por los españoles; se dice que recorrió las calles de Tenochtitlán, centro del imperio azteca y actual Ciudad de México, para advertir a sus habitantes que morirían a manos de un invasor.

Leyenda del perro del mal de ojo
De Madripedia
Saltar a navegación, búsqueda
Categorías: Leyendas | Barrio de Universidad
Según la leyenda, el marqués de Villena tenía en el callejón del Perro un corralcustodiado por un gran mastín que vigilaba unos instrumentos de física y química. Se dice que el perro, además de vigilar el lugar, echaba mal de ojo.

EL MUERTO
¡Virgen misericordiosa! ¡Salva a mi hijo de la muerte y a cambio te ofrezco ir caminando a tu santuario con una vela en la mano!

Era la oración desesperada de Tristán, el tendero más rico de Tlatelolco al enterarse de que suúnico hijo se encontraba en trance de muerte en la Ciudad de la Villa Rica de la Vera Cruz a donde había ido con el fin de hacer crecer su capital.

Milagrosamente el hijo regresó, débil pero vivo. Fue tanta la alegría del tendero que dedicó todos sus esfuerzos para acrecentar su negocio. Tanto, que la promesa que hizo a la Virgen de visitar su santuario caminando con una vela en la mano la fuerelegando para más adelante.

Un día recordó su promesa y ante el arrepentimiento de no haberla cumplido fue a visitar a un Arzobispo, amigo suyo, para pedirle consejo. Diciéndole que no había ido al santuario caminando con una vela en la mano. Pero mientras tanto había agradecido a la Virgen por medio de limosnas, además de darle en pensamiento repetidamente las gracias por el favor concedido.El prelado consideró que no era necesario cumplir una promesa exactamente al pie de la letra. Con cumplir con los diezmos era más que suficiente. Aliviado, Don Tristán olvidó para siempre la promesa que había hecho en un momento de desesperación.

Tiempo más tarde, el Arzobispo al caminar por una calle, se encontró con una figura cadavérica y ojerosa con una vela en la mano que arrastraba lospies al caminar. Al reconocer a Don Tristán y preguntarle a dónde iba. Le contestó que iba a cumplir con la promesa que le había hecho a la Virgen.

Esa misma noche, ante la impresión que le había causado la figura de su amigo, el Arzobispo decide visitarlo. Al llegar a su casa lo encuentra muerto, acostado entre cirios, sorprendido se da cuenta que la vela que el cadáver tiene en la mano es lamisma que llevaba a ofrecerle a la Virgen.

Desde ese día, el alma de Don Tristán camina por las calles con una vela en la mano rumbo a la iglesia de la Virgen. Sin poder encontrar el santuario.

Leyenda del Espantapájaros.
Se dice que durante el año 1967 en los Estados Unidos, un grupo de estudiantes de una Universidad solía entretenerse tomando al joven menos popular de la escuela paragolpearlo y atarlo en medio del campo vestido de espantapájaros. El pequeño detalle, es que en una oportunidad el maltrato se les fue de las manos, dejando al joven muerto.
Tres años mas tarde, nuevamente el alumno menos popular se transformó en la víctima, acabando en el medio del campo durante la noche, hasta que fuera rescatado por un joven golpeado que no emitió ni una palabra.
Sumamente...
tracking img