Leyes que rigen el dinero

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2144 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 25 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Menu


Inicio
Pagina Principal




Biblia en Linea
Bilbia En Linea




Temas
Lo Mas Visto

Testimonios

Temas Juveniles

Estudios Biblicos

Temas Familiares

Reportajes Especiales

Reflexiones - Devocionales

Archivo por Fecha

Buscar Tema




Otras Opciones
Postales Cristianas

RecomiendanosContacto






Otros Temas


Reflexiones: Cash Luna - Leyes que rigen el dinero

Pastor: Cash Luna - www.CashLuna.org

La primera vez que Jesús habló del Reino, se refirió a éste como un negocio al decir: “En los negocios de Mi Padre me conviene estar”. La palabra “negocio” se refiere a lo que nos dedicamos y no necesariamente tiene una connotación económica.Sin embargo, tanto en el Reino de Dios como en las empresas debemos concentrarnos en tener ganancias.

El oro y la plata no son malos, de hecho Jesús alaba a las personas que obtiene riquezas trabajando con esfuerzo cuando dice: “Si buscas la Palabra como a las riquezas…”. Esto significa que hay una pasión por las riquezas que debería ser igual para la búsqueda del Señor.

Las empresas, igualque las iglesias deben administrarse con sabiduría y pensando siempre en beneficiar a otros, sean empleados o clientes. Busca siempre ser de bendición. El Señor ha sido bueno con Casa de Dios y algunos pastores me dicen que es porque somos prudentes con el manejo del dinero. Hemos buscado hacer las cosas con excelencia pero sin despilfarro, sino con austeridad. En las empresas y familiasnecesitamos ese espíritu de buena administración financiera para saber invertir y no gastar todo lo que se recibe porque la buena actitud ante el dinero atrae bendición.

Otra cuestión importante es tener una conciencia que nos permita prosperar porque muchas veces somos nosotros quienes limitamos nuestro potencial al creernos indignos de crecer económicamente. Debemos tener una conciencia abierta arecibir lo bueno, así como la tenemos para no pecar y amar a Dios. Aprende a recibir del producto de tu esfuerzo, no te limites y siempre piensa en grande porque lo mereces si trabajas arduamente y honras al Señor. He visto mucha gente prosperar que se siente mal por tener tanta bendición y eso no es bueno. Aprende a cosechar lo que has sembrado, guíate por las leyes que atraen la riqueza.

La leyde la expectativa

Génesis 39: 3 asegura: Y vio su amo que Jehová estaba con él, y que todo lo que él hacía, Jehová lo hacía prosperar en su mano. Dame las manos de José que todo lo que caiga en mis manos prospere.

José prosperaba en todo lo que hacía y era evidente. Debemos ser como él que aprovechaba la ley de la expectativa y tenía confianza en sus habilidades, por eso, era exitoso en loque emprendía. No era negativo en su pensamiento, al contrario, pensaba positivamente y atraía la bendición. El Espíritu de Dios quiere que prosperemos en todo lo que hagamos, dejemos el afán y la ansiedad que son enemigas del éxito. Atrae siempre lo bueno con tu actitud positiva y optimista. No inicies un negocio con desconfianza, pensando que fracasará.

Recuerda que el Salmo 23: 1-6 nos diceque Jehová es nuestro Pastor y nada nos faltará, en delicados pastos y junto a aguas de reposo nos hará descansar porque Su bien y misericordia nos seguirán todos los días. Entonces, establece al Señor como el administrador de tu negocio y respeta Sus valores como en todas las áreas de tu vida. ¡Yuju! La prosperidad no es cuestión de suerte sino de trabajar de acuerdo a Sus preceptos.

Debes sercomo alguien con “síndrome de persecución positiva” o “paranoia invertida”, es decir, esperando siempre lo bueno y desechando lo malo. Cada día al levantarte proclama: “Hoy sé que me sucederán cosas excelentes.” No te detengas mucho en leer las malas noticias de los periódicos porque te llenarás de desconfianza y solamente tú eres responsable de alimentar tu mente con buenas noticias.

Asegura...
tracking img