Liberese del pasado

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 142 (35258 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
LIBÉRESE DEL PASADO Jiddu Krishnamurti

Este libro se escribió por sugerencia de Krishnamurti, y ha sido aprobado por él. Las palabras que contiene fueron seleccionadas de varias de sus recientes pláticas en inglés, grabadas en cintas magnetofónicas, e inéditas, las cuales pronunció ante auditorios de distintas partes del mundo. La compilación y el orden en que están presentadas son de miresponsabilidad.

MARY LUTYENS.
CAPÍTULO I

La Búsqueda del Hombre - La Mente Torturada - El Enfoque Tradicional - La Trampa de la Respetabilidad - El Ser Humano y el Individuo -
La Lucha de la Existencia - La Naturaleza Básica del Hombre - La Responsabilidad - La Verdad - La Autotransformación - Disipación de la Energía - Liberarse de la Autoridad

A través de las edades, el hombre ha buscadoalgo más allá de sí mismo, más allá del bienestar material -lo que llamamos verdad, Dios o realidad, un estado sin temporalidad algo que no pueda ser perturbado por las circunstancias, por el pensamiento o por la corrupción humana.
El hombre se ha planteado siempre el interrogante: ¿Qué significa todo esto? ¿Tiene la vida algún significado? Ve la enorme confusión de la vida, lasbrutalidades, las revoluciones, las guerras, la división interminable en las religiones, ideologías y nacionalidades, y con un sentimiento de continua y profunda frustración, se pregunta: ¿Qué ha de hacer uno? ¿Qué es lo que llamamos vivir? ¿Hay algo más allá?
Al no encontrar esa cosa desconocida con miles de nombres que siempre ha buscado, ha cultivado la fe -fe en un salvador o en un ideal- perola fe invariablemente engendra violencia.
En esta batalla constante que llamamos vida, tratamos de establecer un código de conducta de acuerdo con la sociedad que hemos crecido, ya sea una sociedad comunista, o una llamada sociedad libre. Aceptamos una norma de conducta, que es parte de nuestra tradición como hindúes, musulmanes, cristianos, sea lo que seamos. Recurrimos a alguien para que nosdiga cual es la conducta correcta o equivocada, cual es el pensamiento recto o errado y siguiendo este patrón, nuestra conducta y nuestro pensamiento se vuelven mecánicos y nuestras respuestas automáticas. Podemos observar esto muy fácilmente en nosotros mismos.
Por siglos hemos sido tratados como párvulos por nuestros maestros, autoridades, libros y santos de nuestra devoción. Les decimos:“Háblenme de todo esto: ¿Qué hay más allá de las colinas, de las montañas y la tierra?” Y quedamos satisfechos con sus descripciones, lo cual quiere decir que vivimos de palabras, y que nuestra vida esta vacía y hueca. Somos gente de segunda mano. Hemos vivido de lo que se nos ha dicho, ya sea guiado por nuestras inclinaciones, nuestras tendencias, o compelidos a aceptarlas por las circunstancias y elmedio ambiente. Somos el resultado de toda clase de influencias, no hay nada nuevo en nosotros, nada que hayamos descubierto por nosotros mismos; nada original, prístino, claro.
A través de la historia de la teología, nos han asegurado los líderes religiosos, que si ponemos en práctica ciertos rituales, si repetimos ciertas plegarias o mantras, si vivimos conforme a determinados patrones, sireprimimos nuestros deseos; si controlamos nuestros pensamientos, sublimamos las pasiones, moderamos los apetitos y refrenamos la indulgencia sexual, encontraremos, tras suficiente tortura de la mente y del cuerpo, algo más allá de esta mezquina vida. Es lo que millones de los llamados religiosos han hecho a lo largo del tiempo, ya sea en aislamiento, internándose en el desierto o en las montañas, o enuna cueva, o vagando de pueblo en pueblo con una escudilla de mendicante, o bien en grupos, uniéndose a un monasterio, forzando sus mentes a seguir un patrón establecido. Pero una mente torturada, una mente abatida, una mente que desea escapar de toda aflicción, que ha renunciado al mundo exterior y se ha endurecido por la disciplina y la conformidad, tal mente, por mucho que busque, solo...
tracking img