Libro avicena

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 494 (123403 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 18 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
[pic]

ADVERTENCIA AL LECTOR

Esta obra se basa en un manuscrito auténtico, una especie de cuaderno de a bordo que fue redactado en lengua árabe por el discípulo de Avicena, Abú Obeid el-Jozjani, quien vivió a su lado durante veinticinco años.
Por razones prácticas, algunas notas a pie de página se han redactado, voluntariamente, en forma de «nota del traductor»; lo he hecho paradiferenciarlas claramente de los comentarios personales de Jozjani.
El libro está dividido en maqamas. En la antigua lengua árabe, esta palabra servía para designar la reunión de la tribu. Más tarde, fue empleada para calificar las veladas a las que los califas omeyas y abasíes, de la primera época, invitaban a hombres piadosos para escuchar de su boca relatos edificantes. Progresivamente,el sentido fue ampliándose hasta que terminó por designar la arenga del mendigo que tuvo que expresarse con un lenguaje cuidado a medida que la cultura literaria, antaño privilegio de la corte, se extendía por el pueblo.

Aspecto político de Persia en tiempos de Avicena

En tiempos de Avicena, Persia está ocupada por los árabes desde hace casi tres siglos. Numerosas dinastías se repartenlos jirones de lo que fue un imperio. Dos de ellas predominan e intentan hacerse con el poder: los samaníes y los buyíes. Pero, a contraluz, una tercera dinastía se aprovechará de sus disensiones: los gaznawíes, de ascendencia turca, que tenderá su capa sobre la mayoría del país.

Aspecto religioso

Tres facciones. Las tres brotan del islam: el chiísmo, el sunnismo y el ismaelismo. Lossunnitas se consideran ortodoxos puros y consideran a las otras ramas como herejías.
En este universo complejo vio la luz y erigió su obra inmortal uno de los más grandes espíritus universales de nuestro tiempo.

En sueños vi al Profeta. Le pregunté: ¿Qué dices sobre Ibn Sina? Me respondió: es un hombre que pretendió llegar a Dios prescindiendo de mi mediación. Por lo tanto, lo escamoteéasí, con la mano. Y entonces cayó en el infierno.

Majd el-Din Baghdadi
[pic]

[pic]

PRIMERA MAQAMA

En nombre de Alá, el que hace misericordia, el Misericordioso

Yo, Abú Obeid el-Jozjani, te entrego estas palabras. Me fueron confiadas por aquel que fue mi maestro, mi amigo, mi mirada durante veinticinco años: Abú Alí ibn Sina, Avicena parala gente de Occidente, príncipe de los médicos, cuya sabiduría y prudencia deslumbraron a todos los hombres, ya fueran califas, visires, príncipes, mendigos, jefes guerreros o poetas. De Samarcanda a Shiraz, de las puertas de la Ciudad-Redonda a las de las setenta y dos naciones, de la magnificencia de los palacios a los humildes burgos de Tabaristán resuena todavía la grandeza de su nombre.Le amaba como se ama la felicidad y la justicia, como se ama, y debo confesártelo, a los amores imposibles. Cuando leas lo que sigue, sabrás qué clase de hombre era. Te unirás a mi pensamiento. Que Alá te acompañe en tu camino.
Hoy te abandono a mi maestro.
Síguele sin temor. Mantén tu mano en la suya y, sobre todo, no la sueltes nunca. Te llevará por los caminos de Persia, siguiendo laspostas caravaneras, hasta el extremo de los grandes oasis de Sogdiana, hasta los lindes del Turkestán.
Síguele por la vasta meseta que compone mi país, tórrida unas veces, helada otras, por sus desérticas y saladas extensiones donde, de vez en cuando, surgirán para complacerte, en lujuriantes oasis, ciudades de belleza tan imprevista que te parecerá irreal. Las caravanas descubrirán, para ti,las gemas y las especias del país amarillo, las armaduras de Siria, los marfiles de Bizancio. En los bazares de Isfahán verás bajo tus pies las pieles, el ámbar, la miel y las esclavas blancas.
En las callejas comerciales de los zocos, las aletas de tu nariz se estremecerán con sus olores únicos y preciosos aromas. Dormirás bajo las estrellas, en los desiertos de piedra o en las laderas...
tracking img