Libro casa de muñecas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1184 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 1 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Casa de Muñecas
de Henrik Ibsen

dramaturgia:

Ignacio Apolo

1

El regreso de la Sra. Kieler La acción de Casa de muñecas transcurre en Navidad y sus hechos, como en cualquier obra, son artificiales. Pero imaginemos, en paralelo, un cuento navideño (Casa de muñecas, por supuesto, no lo es), ya no basado en la obra de Ibsen sino en algunos datos de su biografía (los documenta EgilTörnqvist en su libro Ibsen: A Doll’s House, Cambridge University Press, 1995). El argumento del cuento será del todo diferente al de la obra. Algunos todavía se preguntarán con anhelo por el retorno de la Nora de Ibsen al hogar, que no sucede. Para cumplir con esa ilusión, entonces, esta historia.

En 1870 Ibsen conoció, primero por correspondencia y luego personalmente, a Laura Petersen, una jovenhermosa y vivaz a quien él llamaba su “alondra”. Cuatro años más tarde, Laura contrajo matrimonio y se convirtió en la Sra. Kieler. Pero poco después, su marido enfermó gravemente. Los médicos le aconsejaron tomar vacaciones en un clima cálido y Laura, para poder pagar el viaje sin preocupar a su esposo, pidió un préstamo en secreto. Con ese dinero, en 1876, el matrimonio pudo vivir en Suiza eItalia, y el Sr. Kieler se recuperó. De regreso, pasaron por Munich, donde Laura visitó a Ibsen y le confió el secreto de su deuda. Ibsen le aconsejó contarle todo a su esposo y pedirle ayuda para pagarla, pero Laura, temerosa de lo que él pudiera pensar, no lo hizo. Intentó, en cambio, posponer el pago. Su intento fracasó. Finalmente, desesperada, falsificó un pagaré. La falsificación fuedescubierta. El banco se rehusó a pagar. Enterado de todo, el Sr. Kieler, en ejercicio de sus prerrogativas como jefe de familia, encerró a su mujer en un asilo público, y reclamó la separación y la quita de la custodia de los hijos. No obstante, Laura ansiaba deseperadamente volver a su hogar. Su alta del asilo, tiempo después, sólo fue admitida bajo la estricta vigilancia de su esposo. La Sra. Kielerretornó, tal vez en vísperas de Navidad.

Italia, 1879. Henrik Ibsen escribe Casa de muñecas. La obra se estrena el 21 de diciembre –vísperas de Navidad– en Copenhagen.

I. A.
Buenos Aires, diciembre de 2000

2

Casa de Muñecas
Cristiania, Noruega. Navidad de 1879.

Primera parte

1. Nora, Helmer (Nora abrazada sobre Helmer) Nora: ¡No me retes, Torvald; estaba todo regalado! Le compré untrajecito a Ivar, una trompeta a Bob, y a Emmy una muñeca con cunita… Ah, y unos pañuelos divinos a las empleadas… Helmer: ¿Y qué quiere para ella, mi nena derrochona? Nora: Nada. Helmer: Vamos… Pensá algo que quieras mucho; pero que sea razonable. Nora: Nada, en serio, aunque… Torvi… Helmer: ¿Mmh? Nora: (Jugueteando) Si vos de-verdad-de-verdad querés regalarme algo… pero en serio… Helmer: Dale,decime. Nora: (Rápido) Dame plata. Sí, Torvi, sí. Lo que creas que me podés dar; y yo me compro algo. Helmer: Igualita a tu padre: necesito plata, plata, plata todo el tiempo, y apenas la conseguís se te acaba. Nada te alcanza. Nora: Ojalá hubiera heredado más las cualidades de papá. Helmer: ¿Y así que mi chiquita piensa derrochar todo mi dinero? Nora: Un poquito podemos, ¿no? Un poquito.

3Helmer: A partir de año nuevo, Nora. Y no me pagan hasta que termine el primer trimestre. Nora: Bueno, Torvi; mientras tanto pedimos prestado. Helmer: Pensamientos típicos de mujer. Te dije mil veces lo que pienso de eso. (La mira un instante) ¿Mi pichoncito se puso triste? ¿Qué es esto? ¿Una trompita? (Saca plata) Nora: ¡Plata! Helmer: Uuhh… (Le da algunos billetes) Yo sé cuántas cosas se necesitanen casa para Navidad… Nora: (Contando) Diez… treinta… cuarenta. Gracias, Torvi, gracias. Con esto tengo para rato. Helmer: Eso espero. Ahora mirame a los ojos. (Amenazándola con su dedo) ¿Esta nena no hizo ninguna travesura? Nora: Yo no hago nada que no te guste. (Timbre: en la puesta, será un sonido especial, diferente para cada personaje al entrar y/o salir) Helmer: (Fastidiado) ¡Visitas…!...
tracking img