Libro condenad

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 344 (85959 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL LIBRO DE LOS CONDENADOS CHARLES FORT Ediciones DRONTE Argentina

Título original: THE BOOK OF THE DAMNED (c) 1919, by Charles Fort Versión castellana de Domingo Santos Ediciones Dronte – Argentina Agosto 1977 Digitalizado por J. M. C.

¡Este es uno de los libros más asombrosos y menos convencionales que jamás hayan sido escritos! En este volumen Charles Fort recoge algunos de los másextraños y asombrosos acontecimientos que hayan ocurrido en este mundo, hechos sobre los que la ciencia se muestra extrañamente silenciosa. Una recopilación de 1.001 fenómenos, comprobados y testificados, a los que la ciencia, no pudiendo dar explicación, ignora de un modo deliberado. "Charles Fort ha llevado a cabo un terrible ataque contra la locura acumulada durante cincuenta siglos... Ha hechounos enormes y feos agujeros en la base científica de los conocimientos modernos". – Ben Hecht "Charles Fort fue el Colón de lo desconocido, el arquitecto de los OVNIS y el padre fundador de todo lo que hay de fabuloso en los confines inexplorados del Universo. El leer su obra es algo necesario para toda mente inquisitiva". – Donald Wollheim "Sugiero que todo aquel que piense que el nuestro es elúnico mundo posible se pase un fin de semana leyendo la obra de Charles Fort". – Arch Oboler

ALGUNAS OPINIONES SOBRE EL AUTOR Y SU OBRA "Charles Fort es el apóstol de la excepción y el sacerdote engañador de lo improbable". Ben Hetch "Sus sarcasmos están en armonía con las críticas más admisibles de Einstein y de Surrell". Martin Gardner "Leer a Charles Fort es como cabalgar en un cometa".Maynard Shipley "Es la mayor figura literaria desde Edgar Allan Poe". Theodore Dreisler "Una de las monstruosidades de la literatura". Edmund Pearson "Un ramo de oro para los flagelados por la crítica". John Winterich En el Libro de los condenados hay, como mínimo, el germen de seis nuevas ciencias". John W. Campbell

INTRODUCCION Para presentar un libro hay que hablar primero de su autor. Pero,¿cómo hablar de Charles Fort? ¿Cómo presentar una personalidad como la suya? Por otra parte, no creo que a él le gustara tampoco. Diría: «escribir que soy un hombre de edad indefinible, bajo, regordete, con bigotes de morsa y gafas de montura metálica, rostro bonachón y mirada perdida en el infinito, no conduce, en nuestro estado intermediario, absolutamente a nada. Decir que nací en Albany, estado deNueva York, el 9 de agosto de 1874, que mis padres poseían una pequeña tienda de ultramarinos en la que trabajé durante varios años, que ejercí simultáneamente el periodismo y la taxidermia, y que lo abandoné todo para dedicarme a coleccionar hechos extraños arrojados del. seno de la ciencia por unas mentes encallecidas, es reunir una serie de datos positivistas que pueden ser aplicados acualquiera; ya que cualquier persona es continua con todos sus semejantes, y todos los datos correspondientes a un ser determinado son hechos de una historia común a toda la humanidad, puesto que en nuestra cuasi-existencia cualquier persona puede ser baja, regordeta, con bigotes de morsa y gafas de montura metálica, tener rostro bonachón y mirada perdida en el infinito, cualquier persona puede habernacido en Albany en 1874 y descender de los propietarios de una tienda de ultramarinos.» Porque éste es el espíritu que animaba a Charles Hoy Fort, inconformista, iconoclasta, destructor de mitos y leyendas científicas, contemporáneo del futuro, y autor de uno de los libros más discutidos de nuestro siglo. «El libro de los condenados» aparecía por primera vez en Nueva York, en 1919, editado por Boniand Liveright Inc; y su aparición causaba un verdadero escándalo, siendo al mismo tiempo alabado como uno de los libros más lúcidos de los últimos tiempos e insultado como una de las aberraciones más monstruosas de toda la historia de las pseudo-ciencias. Y así, en la polémica, el libro obtenía un éxito extraordinario: algunos lo comparaban a «The Golden Bough», la monumental y famosa obra de...
tracking img