Libro de lectura historica

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 22 (5365 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
[pic]
Siglo XX: Cambalache, problemático y febril

Los países europeos habían desarrollado un poder económico y político que los servía para ejercer la hegemonía mundial, abriendo nuevas rutas y asentándose en territorios hasta ahora desconocidos.
La ciencia ya no era la actividad clandestina de alquimistas, sino que se extendieron los progresos científicos y también se podía acceder a losbeneficios sociales. Aunque España era un país analfabeto que aportaba poco a la investigación científica.
En este siglo se luchó contra la desigualdad de sexos, la comprensión de otras culturas y la protección infantil y de ancianos. Pero esto no fue fácil, pues hubo enfrentamientos que acabarían en guerras exterminadoras y humillaciones de pueblos. Los regímenes y gobiernos cayeron y las nuevaspolíticas transformaron las relaciones sociales. Es decir, una época con muchos problemas y acontecimientos.

Los grandes problemas del siglo

En 1898, Sagasta declaró la guerra a McKinley (presidente de los EE.UU) tras cuatro años de guerra con Cuba y Filipinas.
Esto resultó un desastre puesto que España tenía buques antiguos y peor armados que los americanos, carecían de carbón y demuniciones y su tripulación no tenía un buen adiestramiento. Además, no le llegaba el presupuesto y su ejército estaba desgastado tras 4 años de lucha.
Los americanos aprovecharon y apoyaron a los rebeldes. El 4 de julio de 1898 la flota española se desarticuló; por lo que Santiago de Cuba y La Habana no podían ser defendidas. El 16 de julio los norteamericanos entraron en Santiago.
Por mediación deFrancia, se llegó al Tratado de Paris (12 de dic), que confirmaba la pérdida de las colonias americanas y de las islas Filipinas.
Los militares sintieron una profunda frustración. Atribuían su derrota a los políticos, por no haber adecuado el presupuesto. La infantería se sentía abandonada por el miedo de dirigentes que firmaron una paz humillante, ya que aunque resultaba suicida, estaba dispuestaa resistir. A partir de entonces políticos y militantes se enemistaron.
En Cuba, mientras tanto, era habitual librarse de la llamada a filas pagando cierta suma de dinero; sólo iban los humildes.
Esta situación de pesimismo se extendió en todos los ámbitos.
Caciques y políticos
Desde 1890, con el sufragio universal directo, masculino y secreto, los españoles participaron en la elección dediputados a Cortes, diputados provinciales en la Diputación y concejales de los ayuntamientos. En Madrid se contaba con los caciques municipales, comarcales o provinciales, para que controlaran los comicios esto les daba un poder social importante en su territorio. Con ellos colaboraba la inmensa mayoría de los funcionarios que ocupaban puestos de confianza o de libre designación. El cacique solíaser el rico del pueblo, que habitualmente vivía de las rentas que les proporcionaban los campesinos de sus tierras. Estos eran intermediarios entre la comunidad real y las instituciones del Estado, y trataban también de mejorar su riqueza y aumentar su prestigio social.
En ocasiones, el sistema estaba basado en la violencia económica, física o moral, pero en otras existía una buena integraciónentre el cacique y el distrito que controlaba, con un consenso tanto sobre su función como sobre su representación. Las cosas empezaron a cambiar como consecuencia de la muerte de Cánovas en 1897, y de Sagasta en 1902, de la crisis del 98 y de la presión de las fuerzas que no aceptaban el sistema o habían sido excluidas del mismo: republicanos, socialistas, anarquistas y nacionalistas catalanes.Esto sucedió en grandes ciudades como Madrid, Barcelona y Bilbao. Por lo que de esta manera, la conjunción republicano-socialista consiguió en 1910 con Pablo Iglesias un escaño en el Congreso de los Diputados.
Una economía de contrastes
El número de obreros de las ciudades experimentó en esta época un fuerte crecimiento. El sector más numeroso era el de la construcción, seguido por el de la...
tracking img