Libro de sexualidad

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1264 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
En que va la “novela” o los programas estúpidos y sin contenido a los que tenemos “derecho” a consumir en televisión abierta, casi en su mayoría de la gente.

_________________________0_________________________
HIPÓTESIS REPRESIVA
CAPITULO ll
1.- LA INICITACIÓN A LOS DISCURSOS

En este capítulo cuenta Foucault que en el siglo donde comenzó la represión o sea en el siglo XVll, se teníaun silencio absoluto, a pero eso si eran invitados todos los creyentes a que contaran con lujo de detalle a los que encabezaban las iglesias, o sea a los padres, hasta el más mínimo detalle, los sueños inclusive.

Todo tenía que ser platicado a “personas calificadas” por decirlo así, que no es más bien como lo dije antes un representante “divino” como el Papa o cualquier otro título porque ennombre “de Dios” tenían derecho de indagar en la vida de los demás.

Podría trazarse una línea recta que iría desde el siglo XVll hasta lo que fue su proyección en la literatura, en la literatura “escandalosa” que consistía en decirlo todo, se decía que “no solo los actos consumados, sino las carisias sexuales, todas las miradas impuras, todas las palabras obscenas… Pensamientos consentidos.En una palabra aunque fuera “en voz baja”, pero se tenía que decir con lujo de detalle toda la vida privada, que ya al hacerlo del dominio público ya no era ni tan privado, y como que hacían sentir mal a las personas, ya que se les decía que eso era “pecado” y hasta en “ocasiones que lo ameritaba, poder ser hasta excomulgados” solo por decir cosas que para la iglesia o la sociedad fueran“agresivas o inapropiadas”

2.- LA IMPLANTACIÓN PERVERSA

Foucault hace referencia a que todavía no sabe si tal es, finalmente el objetivo. Pero, en todo caso, no fue por reducción como se intentó alcanzarlo. El siglo XlX y en el nuestro fueron más bien la edad de la multiplicación: una dispersión de las sexualidades, un refuerzo de sus formas disparatadas, una implantación múltiple de las“perversiones”. Nuestra época ha sido iniciadora de heterogeneidades sexuales.

El derecho canonico, que en ese momento lo regían y lo sigue rigiendo por estas y otras sociedades mochas que es la ley del pastoral cristiana y la ley civil, eran los que dictamina-
ban, si algo era lícito y lo ilícito, todo tenía que tener relaciones matrimoniales para “ser vistos” como cumplidores ante los ojos deDios, todo era distinguido por su rareza y su impureza de palabras, innecesarias según ellos, y aún casados tenían que seguir un sin número de reglas y recomendaciones.

La sociedad “burguesa” del siglo XlX; sin duda también la nuestra, es una sociedad de la perversión notoria y patente. Y no de manera hipócrita, pues para nada ha sido más manifiesta y abiertamente tomado a su cargo discursos.No porque la sociedad, al querer levantar contra su sexualidad una barrera demasiado rigurosa o demasiado general esta hubiera dado brote a perverso y una larga patología del instinto sexual.

Se trata más bien del tipo de poder que ha hecho funcionar sobre el cuerpo y el sexo, tal poder, precisamente , no tiene forma de la ley ni los efectos de la prohibición, al contrario procede a ladesmultiplicación de las sexualidades singulares. No fija fronteras a la sexualidad, prolonga diversas formas persiguiéndolas según líneas de penetración indefinida, esto quiere decir que entre más “prohibición” había en los siglos pasados el dar rienda suelta en las nuevas a dejo mejores experiencias.

El crecimiento de las perversiones no es un tema de moral que habría obsesionado a losespíritus escrupulosos de los Victorianos, sino más bien es el producto real de la interferencia de un tipo de poder, sobre el cuerpo y sus placeres. Es posible que en occidente no haya sido capaz de inventar nuevos placeres y sin duda no descubrió vicios nuevos inéditos. Pero definió nuevas reglas para el juego de los poderes y los placeres, allí se dibujó el rostro fijo de las perversiones....
tracking img