Libro la busqueda

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 34 (8330 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 22 de noviembre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA BUSQUEDA Alfonso Lara Castilla
Entre las tormentas y los vientos, se encuentra la montaña, símbolo desafiante de la vida. Llena de belleza y de contrastes, imponente y digna, nos induce a la decisión, al riesgo, a la acción. Al pie de esa montaña se encuentra el valle; tranquilo, seguro, sin inquietudes. La naturaleza domina en el valle y en la montaña. Y con vigor y energía nos invita alreto, al crecimiento, a la realización: a una mayor afirmación de cada uno de nosotros con su propia existencia. Cierto día, un granjero, conocedor de los secretos de la vida, caminaba por el valle, al pie de la imponente montaña. De repente, se detuvo admirado. Iba a tropezar con un huevo. Lo levantó con cautela, lo observó y se dijo: “¡El huevo de un águila! Aún caliente” Y se apresuró a ponerlo asalvo. Las aves de corral lo recibieron con alegría. Gritaban: ¡Algo nuevo! ¡Algo nuevo! ¡Es mío!...y se peleaban por empollarlo. Una mañana, al salir el Sol, nació un lindo aguilucho, con todas las facultades y características para realizarse: para ser feliz. Y... con el tiempo creció. Conforme a su naturaleza, se fue convirtiendo en una preciosa águila. Recibió atención y protección.Aparentemente nada le faltaba. El Águila se adaptó: pensaba, comía, se acurrucaba y dormía a la misma hora que todas sus compañeras. No conocía más allá de los huecos y puertas del corral. ¡Solo el corral! A veces, algo la inquietaba: el lugar era muy chico, monótono y aburrido. Sentía una profunda soledad; sus alas estaban sucias y entumecidas. Un día, comenzó a no estar de acuerdo con el espíritu y actitudde las aves de corral.
MVA Productions

y... comenzaron los problemas. Por el suelo se encontraban plumas sueltas: las aves estaban desplumándose. El Granjero desde hacía tiempo las observaba. Y llegó el momento en que decidió sacar al Águila del corral. Con deseo de ayudarla, la tomó entre sus manos y le dijo: ¡Tú eres un águila! Naciste con características propias que dan valor a tu ser.Tú, Águila, no permitas que te absorba el ambiente. A ti la naturaleza te ha concedido facultades que te permiten volar en las alturas. ¡Ser única! Ver más allá del valle y afrontar con decisión y agresividad las adversidades de la vida. ¡Sal de tu situación! ¡Remonta tu vuelo! ¡Has nacido para ser libre! El Águila escuchaba en silencia y sorprendida. Miró y sonrió al Granjero. Bajó la cabeza, volvióal corral y buscó su comida. Esa noche, despertó. Era como si todo hubiera sido un sueño. Empezaron a surgir dentro de ella fuertes inquietudes: “¿Quién soy? ¿Cuál es mi realidad?” y otras, cada vez más profundas. Así permaneció durante largo tiempo. Por vez primera, se consideró distinta a las aves de corral. Reconoció que hasta ese momento había vivido en estado de esclavitud. Sintió unatremenda fuerza en el pecho, en las alas, en la cabeza. Y se dio valor para preguntarse: “¿Cómo pude perder mi libertad?” En ese momento, apareció en su mente una cadena grande y pesada, como un grillete, que la sujetaba al corral. Comenzó a entender la razón de su esclavitud. A reconocer cómo había llegado a esas horas de pasividad, de adaptación; cómo había cambiado sus oportunidades y sus valores porla seguridad; cómo llegó al servilismo y a su actitud de dependencia; cómo eludió responderse así misma, afrontar la vida y comprometerse. Sintió dentro de sí... ¡más pesada su esclavitud que la libertad! Su rostro reflejaba desesperación y angustia. Y se decía: “¿Por qué esperar? Debo empezar a decidir y a actuar por mí misma, a dar mayor valor a mi existencia.”

MVA Productions

Conformereflexionaba y comprendía su situación, sintió la necesidad de ¡comprometerse a vivir! Al decidirlo, experimentó la sensación de que volvía a nacer; era como empezar a descubrirse. Cambió su expresión; esta vez reflejaba esperanza, entusiasmo y alegría. Entendió que éste era su momento. La oportunidad de salir de su situación. Aceptó que todavía le faltaba valor para actuar. Escuchó a su voz...
tracking img