Libro

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 15 (3516 palabras )
  • Descarga(s) : 16
  • Publicado : 18 de abril de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Instituto Profesional ESUCOMEX– (2010) – Karina Bordon Villafaña.



Lectura nº 2.

Autor: Julio Cortázar (1914-1984), narrador argentino cuyos relatos se desarrollan en la fina línea que separa la realidad de la irrealidad. Decía del relato breve: “Un cuento, en última instancia, se mueve en ese plano del hombre donde la vida y la expresión escrita de esa vida libran una batallafraternal… y el resultado de esa batalla es el cuento mismo… Un cuento es significativo cuando quiebra sus propios límites con una explosión de energía” Los cuentos La señorita Cora, Las babas del diablo, Cefalea, La noche boca arriba, La autopista del sur, Casa tomada y Ómnibus son obras maestras del género. Sus personajes se mueven en el mundo habitual, y sin embargo, de pronto, el contexto sufre unaligera alteración e irrumpe un elemento ajeno a la trama, convirtiendo la historia en una pesadilla atroz o sorprendente, como en los cuentos de Edgar Allan Poe, a quien Cortázar tradujo admirablemente. También escribió relatos hiperbreves- Manual de Instrucciones e Historias de cronopios y famas- donde conjugó el humor y los juegos con la lógica y el sin sentido.En nombre de Boby

Ayer cumplió los ocho años, le hicimos una linda fiesta y Boby estuvo contento con el tren a cuerda, la pelota de fútbol y la torta con velitas. Mi hermana había tenido miedo de que justamente en esos días viniera con malas notas de la escuela pero fue al revés, mejoró en aritmética y en lectura y no había motivo para suprimirle los juguetes, al contrario. Le dijimos queinvitara a sus amigos y trajo al Beto y a Juanita; también vino Mario Panzani pero se quedó poco porque el padre estaba enfermo. Mi hermana los dejó jugar en el patio hasta la
noche y Boby estrenó la pelota, aunque las dos teníamos miedo de que nos rompieran las plantas con el entusiasmo. Cuando fue la hora de la naranjada y la torta con velitas le cantamos a coro el «apio verde» y nos reímosmucho porque todo el mundo estaba contento, sobre todo Boby y mi hermana; yo, claro, no dejé de vigilar a Boby y eso que me parecía estar perdiendo el tiempo, vigilando qué si no había nada que vigilar; pero lo mismo vigilándolo a Boby cuando él estaba distraído, buscándole esa mirada que mi hermana no parece advertir y que me hace tanto daño. Ese día solamente la miró así una vez, justo cuando mihermana encendía las velitas, apenas un segundo antes de bajar los ojos y decir como el niño bien educado que es: «Muy linda la torta, mamá», y Juanita aprobó también, y Mario Panzani. Yo había puesto el cuchillo largo para que Boby cortara la torta y en ese momento sobre todo lo vigilé desde la otra punta de la mesa, pero Boby estaba tan contento con la torta que apenas la miró así a mi hermana y seconcentró en la tarea de cortar las tajadas bien igualitas y repartirlas. «Vos la primera, mamá», dijo Boby dándole su tajada, y después a Juanita y a mí porque primero las damas.

Enseguida se fueron al patio para seguir jugando salvo Mario Panzani que tenía al padre enfermo, pero antes Boby le dijo de nuevo a mi hermana que la torta estaba muy rica, y a mí vino corriendo y me saltó alpescuezo para darme uno de sus besos húmedos. «Qué lindo el trencito, tía», y por la noche se me trepó a las rodillas para confiarme el gran secreto: «Ahora tengo ocho años, sabes, tía».
Nos acostamos bastante tarde, pero era sábado y Boby podía remolonear como nosotras hasta entrada la mañana. Yo fui la última en irme a la cama y antes me ocupé de arreglar el comedor y poner las sillas en su sitio,los chicos habían jugado al barco hundido y a otros juegos que siempre dejan la casa patas arriba. Guardé el cuchillo largo y antes de acostarme vi que mi hermana ya dormía como una bendita; fui hasta la piecita de Boby y lo miré, estaba boca abajo como le gustaba ponerse desde chiquito, ya había tirado las sábanas al suelo y tenía una pierna fuera de la cama, pero dormía tan bien con la cara...
tracking img