Libro

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1315 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Capitulo 1

El viento soplaba sobre el suave pelaje blanco del pequeño osezno, que corría por los jardines del reino de su padre. Zamiri había faltado aquella mañana a la clase de defensa de Greni, el mejor guerrero de su padre. Odiaba tener que saltar y esquivar con velocidad cada zarpazo que su maestro le propinaba. Muy dentro de él, sabía que no había nacido para la lucha, pero tambiénsabía que decirle eso a su padre, sería la peor de las decepciones. Y temía más a la deshonra de su padre, que a las batallas que se libraban con las tierras enemigas.
Anduvo por las amplias praderas blancas, alzando su mirada hacia el azulado cielo, en busca de un poco de paz. Miraba las pocas nubes que ese día habitaban en lo alto, en ocasiones buscando alguna curiosa forma. Finalmente llego auna explanada, a un lado del río congelado. Se sentó sobre sus patas traseras, y luego dejo caer su robusto cuerpo sobre el pasto escarchado.
Dejo su mirada vagar por entre el prado. Tratando de enfocar su atención en algo que realmente lo cautivara. Y entonces le vio. Al otro lado del río, una figura familiar llamó su curiosidad.
-¿Será otro oso? -Pensó.
No intentoaveriguar que era, pero sin duda era ese "algo" que había deseado que atrapara su atención. No se movió, solo dejo que ojos intentaran enfocar mejor a su acompañante. Finalmente la imagen se hizo más claro, en efecto era otro oso. Pero este no tenia las mismas características de Zamiri. De hecho su pelaje era totalmente opuesto al de él. Negro como la noche.
-¿Es acaso... un...? -
Peroantes de poder terminar aquel pensamiento, la voz de su hermano le saco de su trance.
-¡¿Qué demonios haces aquí?! - Pregunto con dura voz el joven Osezno.
-Descansando - Respondió Zamiri con despreocupación.
-Sabes a lo que me refiero Zam, ¿Por qué no fuiste al entrenamiento? -
El osezno caminó hasta ponerse de frente a su hermano, y asítapó la vista que Zamiri había logrado de aquel oso. Eso lo molesto, y alzó su cabeza hacia el.
-No tenía ganas - Respondió con enfado. - Además, se supone que el entrenamiento aun no termina, ¿Que haces tú aquí, Kaser? - preguntó con un tono burlón.
-Greni no asistió, parece que hubo un problema con tierras enemigas -
-Valla - suspiro Zamiricon fastidio y cansancio. - Que... tragedia -
Kaser miró a su hermano volverse a recostar sobre el prado congelado.
-Por que no simplemente le dices a papá que no quieres formar parte de esta lucha -
La voz de Kaser era más tranquila y noble. Sabía, por la actitud de su hermano, que no le interesaba en lo más mínimo convertirse en un guerrero de la Corona de Jade. Y aunque nolo comprendiera del todo, siempre había visto a su hermano muy desanimado y fastidiado durante los entrenamientos, y hasta cierto punto, no le gustaba verlo así.
-Papá es "rey" cada vez que intentamos hablar con él. Ya... casi no queda nada de nuestro padre. -
Cerró sus ojos y los volvió a abrir cuando la imagen de aquel oso del otro lado del río le volvió a la cabeza. Susojos le buscaban, pero no tuvieron éxito. El oso, si es que acaso había estado ahí, ya se había marchado.
-¿Qué buscas? - Kaser preguntó al notar la mirada de su hermano.
-Nada - Respondió firmemente.
El osezno se volvió y caminó con dirección al enorme palacio real. Ya se había dado por vencido al intentar hablar con su hermano. Y muy dentro de él, queríasimplemente seguir su camino, y dejar de preocuparse por Zamiri. Dio entonces unos pasos, alejándose de su hermano, y antes de comenzar a correr, giró su cabeza y miró a Zamiri.
-Zam...papá solo hace lo mejor para nosotros. Y entrenarnos para proteger el reino, es un acto de nobleza.-
-Que suerte que lo veas así. - Respondió súbitamente, Zamiri.
Kaser, dio un largo...
tracking img