Liderazgo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1878 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 22 de marzo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El ALCA y el asalto a la democracia latinoamericana
Ailio Boron
CLACSO
En este trabajo quisiéramos examinar un aspecto no demasiado tenido en cuenta cuando se discute el ALCA: sus implicaciones para los laboriosos, difíciles e incompletos procesos de construcción de un orden democrático en América Latina. Como es sabido, el ALCA es, por una parte, la culminación de un proyecto imperial, la“constitucionalización” de la dependencia y la dominación colonial que de facto los Estados Unidos ejercen sobre gran parte de América Latina. Por eso mismo se trata de algo que va más allá de la economía o los asuntos meramente comerciales. Que los negociadores norteamericanos y sus aliados en la región lo presenten de esa manera es bien comprensible, porque de ese modo ocultan lo esencial, loinconfesable: el proyecto de dominación imperial. Sería imperdonable, pero, que los críticos latinoamericanos no denuncien esa maniobra y que acoten sus cuestionamientos a los asuntos más específicamente comerciales de la propuesta, perdiendo de vista su significado más profundo. Lo peor que podría ocurrirnos es caer en la trampa de una discusión “economicista” del ALCA; o suponer que se podría “negociarmejor” una iniciativa que, cualesquiera sean sus formas de manifestación, jamás dejará de ser la tentativa de legalizar irreversiblemente el orden neocolonial que oprime a nuestros pueblos y ante la cual es absurdo pensar que se puede llegar a un “buen arreglo” o a un “compromiso razonable” entre los intereses de ambas partes, la potencia imperialista y los pueblos sometidos.

Pero el ALCA nosólo es la cristalización del proyecto de dominación de los Estados Unidos a comienzos del siglo veintiuno. También es el instrumento diseñado para tal fin y, en cuanto tal, reviste un carácter utilitario y coyuntural. Esto quiere decir que para el logro de los objetivos globales del imperialismo en esta parte del mundo -inscriptos en su “destino manifiesto” y consagrados desde hace casi dossiglos por la Doctrina Monroe- el ALCA es un dispositivo más. Si funciona, la Casa Blanca lo utilizará hasta sacarle el máximo provecho coagulando las asimetrías estructurales que caracterizan las relaciones hemisféricas. Si, por el contrario, comprueba que es inservible, lo desechará con la fulminante rapidez conque los estadounidenses dejan de lado aquello que no les es útil y rápidamente buscaránalgo que lo reemplaze. Conviene tener en cuenta esta observación porque, por lo que estamos viendo en la región, ante los crecientes obstáculos y resistencias con que tropieza el ALCA Washington ha optado por una estrategia flexible que tiene dos componentes: por un lado, avanzar hasta donde se pueda con la propuesta original del ALCA y si esto resultara inviable, avanzar en la concreción de un ALCAmás acotado, el llamado “ALCA light.” Pero si estas negociaciones se estancan el imperialismo avanza mediante la firma de una serie de tratados de libre comercio binacionales (Chile, por ejemplo, que fue quien primero se ofreció para cerrar un tratado de ese tipo ante las vacilaciones y resistencias de los países de la región ante el ALCA); o tratando de firmar tratados regionales (conCentroamérica y República Dominicana, o con los países andinos: Colombia, Perú y Ecuador). Es preciso pues evitar caer en actitudes triunfalistas que a partir de la comprobación de que el ALCA no se inició en la fecha señalada, el 1° de Enero del 2005, lleguen a la errónea conclusión de que el proyecto está archivado. Nada de eso: lo que fracasó fue un instrumento, pero el proyecto sigue su curso, sólo quepor otras vías. El imperialismo jamás se llama a descanso.

Una ojeada a nuestra experiencia democrática.

Hechas esas aclaraciones veamos entonces lo que el ALCA comporta para el futuro de las democracias latinoamericanas. Una aproximación al tema, por somera que sea, revela que a más de veinte años de reconstrucción democrática el panorama de la región no podría ser más desolador, lo...
tracking img